Por qué Julieta Silva podría volver a la cárcel

la Suprema Corte de Justicia de Mendoza rechazó el recurso extraordinario federal presentado por la defensa y por eso debe ejecutarse la sentencia. El tribunal penal colegiado debe convocar a una audiencia.

Redacción MDZ

Silva seguirá con prisión domiciliaria.

Pachy Reynoso

Julieta Silva fue condenada a tres años y nueve meses de prisión por homicidio culposo por la muerte de Genaro Fortunato. Hasta ahora la mujer tenía el beneficio de la prisión domiciliaria y la condena no estaba firme.

Ahora la Suprema Corte de Justicia de Mendoza rechazó el recurso extraordinario federal presentado por la defensa y por eso debe ejecutarse la sentencia. Aunque a las partes aún les queda un recurso para recurrir a la Corte nacional, ese proceso debe hacerse con el cumplimiento de la condena. Por eso Julieta Silva podría volver a la cárcel. 

La Corte ordenó que el expediente vuelva al tribunal penal colegiado quien debe convocar a una audiencia. Allí, las partes pueden presentar recursos y oposiciones, pero es probable que se ordene el cumplimiento de la pena. En ese caso, Julieta Silva podría ir a la cárcel. Sin embargo, podría repetirse el pedido de prisión domiciliaria. Pero la decisión del juez de ejecución puede no ser inmediata. 

La audiencia no tiene fecha aún y es el propio tribunal colegiado quien debe citar a las partes.  Silva ha cumplido ya parte de la condena. 

En julio, la Sala Penal de la Suprema Corte de Mendoza ratificó la condena a 3 años y nueves meses de prisión para Julieta Silva por la muerte de Genaro Fortunato. De esta forma se confirmó el fallo del tribunal de San Rafael y se descartó una condena más dura que pedía la fiscalía por homicidio simple y el pedido de absolución de la defensa.

En el fallo el tribunal resolvió "no hacer lugar a los planteos casatorios deducidos por el representante del Ministerio Público Fiscal y por la defensa de Julieta Silva".

Silva fue juzgada en San Rafael por la muerte de quien había sido su pareja. El hecho ocurrió en septiembre del 2017, cuando Julieta atropelló a Genaro en la puerta del boliche “Mona Bar”. El Tribunal condenó a la joven por homicidio culposo. Sin embargo, las partes en litigio acudieron a la Corte, que oficia de tribunal de casación, para cambiar el fallo.

El Ministerio Público Fiscal pidió cambiar la calificación y condenarla por homicidio agravado. Durante el juicio en San Rafael pidieron 14 años de prisión. Por el otro lado, la defensa de la joven solicitó la absolución.

La Sala II de la Corte conformada por José Valerio, Mario Adaro y Dalmiro Garay, quien reemplazó a Omar Palermo (que fue apartado de este caso), decidió mantener la condena del juzgado de San Rafael y ratificar los 3 años y 9 meses, descartando así el pedido de la fiscalía y de la defensa.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?