Polémica entre los odontólogos y la OSEP por la"diferencia arancelaria"

Tal como lo había anticipado MDZ hace dos semanas, el Círculo de Odontólogos de Mendoza oficializó el cobro de un 'plus arancelario' a los afiliados de las obras sociales y prepagas por las prestaciones recibidas, alegando un fuerte aumento de los costos de insumos y los atrasos en los pagos. Desde la obra social estatal salieron a criticar la medida señalándola como una "aberración" e incentivaron a sus afiliados a denunciar estas prácticas. Por su parte, la Federación de Odontológos de Mendoza, también expresó su rechazo.

mdz radio

Polémica entre los odontólogos y la OSEP por la"diferencia arancelaria"

El Círculo de Odontólogos de Mendoza (COM), que nuclea a 1600 profesionales del área metropolitana, oficializó el cobro de una 'diferencia arancelaria' a los afiliados de las obras sociales por las prestaciones recibidas, al manifestarse en estado de crisis por el fuerte aumento de los costos de insumos y los atrasos en los pagos.

Desde la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP) salieron a criticar la medida señalándola como una "aberración" e incentivaron a sus afiliados a denunciar estas prácticas. Por su parte, la Federación de Odontológos de Mendoza (FOM), que reúne a los cuatro círculos que funcionan en la provincia, también rechazó el plus arancelario y aclaró que está en "permanentes negociaciones" para elevar los aranceles percibidos por los profesionales.

La decisión del COM, que fue adelantada por MDZ hace dos semanas, fija una "diferenciación arancelaria" que cada médico podrá cobrarle a sus pacientes por fuera de las órdenes oficiales. Se dividió a las obras sociales y prepagas en tres grupos según una estructura de costos y se establecieron valores que oscilan entre los 200 y 400 pesos.

Alejandro Kalbermatten, presidente del COM, explicó en el programa Cambio de Aire, de MDZ Radio, que el cobro de este plus se debe "al aumento abrupto de los insumos por la escalada del dólar tras las PASO" y la "diferencia en negativo con el aumento de las obras sociales" ya que, ejemplificó, mientras que entre enero y agosto de este año los precios de los insumos subieron entre 250 y 300%, los ajustes de los aranceles pagados por las obras sociales y las prepagas fueron solo entre un 40 y 60%.

"Los odontólogos estuvimos absorbiendo estos aumentos pero con el último del 30% nos fue imposible, por lo que decidimos, tras realizar algunas reuniones en la institución, empezar a cobrar una diferencia arancelaria", acotó.

Desde la OSEP, la respuesta fue contundente. Martín Galera, director comercial de esa entidad, manifestó en el programa Con qué derecho, de MDZ Radio, que el COM está "rompiendo con las reglas básicas que establece el convenio" y aseguró que "si un financiador de salud y una asociación que nuclea profesionales médicos firman un convenio donde se establecen reglas de juego y uno de ellos unilateralmente decide establecer un nuevo plus, donde los únicos perjudicados van a ser los afiliados de la obra social, me parece como mínimo aberrante".

"A la hora de realizar una consulta o práctica, todos los afiliados de la OSEP tienen una orden donde está claramente establecido cuál es el monto a pagar como coseguro. Todo aquel excedente, plus o diferencia arancelaria que cualquier profesional de la salud pretenda cobrar, el afiliado no debe pagarlo", resaltó Galera. Si el afiliado fue obligado a pagar esa diferencia, según Galera, tendrá que denunciarlo en la obra social: "Se tiene que comunicar con nosotros a través de cualquier medio vigente para consultarnos si está bien ese monto y después iniciamos el reclamo correspondiente, como pedir la baja de la cartilla del profesional que esté incumpliendo. En el caso de los que ya pagaron, les decimos que se acerquen a OSEP con la factura de pago y veremos cómo podemos debitárselo a quien corresponda para reintegrarles el dinero".

Para Kalbermatten, en cambio, existe "una mala interpretación" por parte de la OSEP: "No hay ninguna saña en contra de la obra social, sino que esto sucedió debido a las malas negociaciones que hemos tenido o los bajos aranceles. Además el convenio con la OSEP no es del COM, sino de la Federación Odontológica de Mendoza con la que tenemos otro convenio. Tampoco hemos roto ningún convenio ya que no recibimos aumentos de OSEP desde enero de 2018".

La Federación de Odontólogos de Mendoza (FOM, por su parte, salió a repudiar la medida del COM: "Desde la FOM no avalamos el cobro de ningún plus en aquellas Obras Sociales y Prepagas que mantienen convenio con nosotros. Además estamos en permanentes negociaciones para elevar el valor de los aranceles vigentes".

"Los motivos por los cuales no avalamos estos aumentos es porque hay convenios firmados que se deben respetar ética y legalmente. No se pueden pedir adicionales a los afiliados arbitraria y unilateralmente antes de culminar las negociaciones con las obras sociales o prepagas", señaló la FOM en un comunicado, a tono con los argumentos de la OSEP. Y finalmente lanzó una reprimenda al COM: "Las decisiones de la Federación se toman en conjunto con los cuatro círculos de Mendoza".

Kalbermatten resaltó que se trata de una medida transitoria: "Queremos renegociar y que esto sea el puntapié inicial, porque con otras obras sociales hemos entrado en renegociaciones y por el momento no se les cobrará la diferencia arancelaria". "Cuando el mismo sistema económico del país no se respeta, no podemos respetar ni financiar la prestación odontológica a las obras sociales", sostuvo.

Galera, en cambio, insistió en la ilegalidad del cobro extra: "Estamos en un Estado basado en normas y hay que cumplirlas. Puede que estemos atravesando una situación delicada, pero eso no nos habilita a que establezcamos unilateralmente un nuevo monto y cobremos lo que nos parece. No somos enemigos, queremos que les vaya bien y sea redituable, pero no podemos caer en la simpleza de romper un convenio".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?