No todo lo que tiramos es basura, cómo funciona la cadena de recuperación

Existe una fuerte tendencia que busca darle una segunda vida a muchos materiales que ya hemos usado. Sin embargo en Mendoza sólo se recupera 1% de la basura. En la nota te contamos cómo podemos ser parte de esta cadena que recupera residuos.

Felicitas Oyhenart

Mendoza hace varios años  impulsa la economía circular, cuya estrategia tiene por objetivo reducir tanto la extracción de materia prima como la producción de desechos. Es en este tipo de economía donde se plantea la necesidad de reducir nuestro consumo, reusar y reciclar los materiales.

Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) son aquellos que se generan en las ciudades y que, por lo general, son llevados a los vertederos. Estos se dividen en secos y húmedos. Los secos (papel, cartón, metal, vidrio, plástico, telgopor) son todos los que se pueden recuperar a través del reciclaje o reutilización.

Según un informe elaborado por la Universidad Nacional de Cuyo y el Gobierno de Mendoza la recuperación se lleva a cabo a través de las cinco cooperativas dedicadas al acopio y separación de materiales. Gracias a esto se logra reciclar 260 mil kilos de materiales por mes. Sin embargo, esta cifra es muy baja: cada una tonelada de basura, sólo son recuperados 9 kilogramos.

El trabajo de los recuperadores es una tarea que contribuye a preservar el medio ambiente pero además colabora con la economía y el desarrollo social de una ciudad. Para conocer mejor el trabajo que se lleva a cabo en las plantas de separación de residuos MDZ visitó a Los Triunfadores, un grupo de jóvenes que desde el 2003 trabaja en la comuna de Godoy Cruz. 

Los Triunfadores separan los materiales, acopian y venden de esta manera se les da otra oportunidad a todos los materiales. Cristina Sagnier asegura que por mes logran recuperar aproximadamente 30 mil kilos de materiales que son vendidos a las chacaritas.

“Este proyecto surgió porque muchas familias de la zona trabajaban en el pozo (basural a cielo abierto) con sus familias, por eso se pensó la forma de trabajar de lo mismo pero de una forma más segura. Además, la condición era que los chicos que ingresaran a trabajar terminaran sus estudios secundarios” resaltó Yesica Rojas, trabajadora de la planta.

Es el caso de Juan Escudero, quién comenzó a trabajar hace 7 años en la separadora de residuos: “Significa mucho para mí ser parte de Los Triunfadores, me ha ayudado a salir adelante. Estoy terminando la escuela, ya estoy en el último año”, comentó. “Comencé trabajando de chiquito, a los 10 años en el pozo. Antes trabajaba sin guantes, sin gorra, sin zapatos de seguridad. Allá (en el pozo) había algunos que iban en chancletas”, agregó Juan.

Los Triunfadores además de realizar la separación de los materiales en la planta, llevan a cabo la recolección de materiales que se pueden recuperar por diversos barrios de Godoy Cruz y algunos puntos de Luján. Sin embargo muchos vecinos no saben cómo se separaba por ello también se realiza una tarea de concientización sobre separación en origen.

¿Cómo podemos desde nuestro lugar contribuir a esta cadena de recuperación?

Primero la invitación es a ser consumidores más responsables. Disminuir el consumo comprando sólo aquello que es necesario. Luego, tener en cuenta que muchos materiales pueden ser usados más de una vez, la reutilización y el reciclaje son uno de los ejes de la economía circular. Para ello debemos separar los residuos que generamos.

Para poder realizar la separación de los residuos en nuestros hogares, empresas, oficinas o escuelas es aconsejable contar con cestos diferenciados. Por un lado tener un lugar donde tirar los desechos húmedos (cáscaras de frutas, restos de comida, servilletas) y por el otro los residuos secos para que sean recuperados. Estos últimos deben ser llevados hasta los puntos verdes ubicados en diversos sitios del barrio (esquinas, plazas) o bien ser entregados a los recuperadores urbanos.

Separación de residuos en casas, empresas y escuelas
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?