Vecinos de Vistalba denuncian ola de robos

Los delincuentes tienen en vilo a la zona del barrio El Casco. En plena tarde de domingo delincuentes hicieron vivir una pesadilla a una pareja con su sobrino.

Redacción MDZ

Uno de los boquetes en los cercos de los vecinos.

Gentileza

Luego de un par de meses de relativa calma con algún que otro robo esporádico durante la última semana se vivió una nueva ola de robos en Vistalba.

Vecinos denunciaron que en menos de 7 días se registraron tres robos a viviendas, el último de los cuales fue realmente traumático para una familia de la zona.

Una puerta-ventana forzada en el jardín de una de las víctimas.

El blanco fijo de los delincuentes parece ser el loteo El Casco. Allí el jueves pasado por la noche una mujer que se encontraba en la planta superior de su casa escuchó ruidos, por lo que se puso en alerta por la posibilidad de que hubiera ladrones en la casa.

Tras dar aviso a los vecinos vía WhatsApp vio que no habían entrado, pero que habían roto el cerco perimetral y robado herramientas que guardaba en la galería.

Los ladrones usan sistemas con tablas para sortear los cercos.

Al día siguiente otro vecino escuchó ruidos en el jardí su propiedad, tras lo cual gritó para disuadir a posibles delincuentes. Al salir a revisar vio que, tal como a su vecina, le habían hecho un gran boquete en el cerco de seguridad y hasta habían forzado una puerta ventana.

Situación traumática

El hecho más dramático se produjo este domingo por la tarde, cuando un hombre fue sorprendido por delincuentes cuando descolgaba ropa tendida en el jardín. Los ladrones se colaron al interior de la vivienda donde estaban su pareja y su sobrino, un nene de 12 años.

Tras inmovilizarlos, los delincuentes -tres jóvenes de no más de 25 años y muy alterados- comenzaron a amenazar a las víctimas con armas blancas.

En concreto le exigían al dueño de casa que les entregara dinero en efectivo y las supuestas armas que atesoraba.

La situación se daba en un clima de máximo dramatismo ya que uno de los delincuentes ponía el cuchillo en el cuello del niño y, a los gritos, amenazaba con secuestrarlo y herirlo. Los llantos del pequeño enfurecía cada vez más a los delincuentes, que “dieron vuelta la casa” pese a que el hombre les dio el dinero que guardaba en el lugar.

Los ladrones juntaron en un bolso todos los celulares y computadoras que había en la casa e inclusive ropa, que cargaron en un bolso.

“No te llevamos el auto porque hay un auto esperándonos para llevarte la mercadería sino te llevamos el auto viejo p...”, le gritaron antes de escapar.

En febrero los vecinos del mismo barrio habían denunciado una ola de robos perpetrados por delincuentes que aprovechan viñas circundantes para escapar.

En ese momento representantes del ministerio de Seguridad se pusieron a disposición de los vecinos para intentar mejorar la seguridad en la zona.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?