Piden juicio para un concejal y un gendarme acusados de abuso sexual

El hecho ocurrió en febrero pasado. El ataque sexual a una joven de 22 años se concretó a la salida de un boliche bailable de Orán, Salta. 

Redacción MDZ

Imagen ilustrativa

Una fiscal de Orán solicitó juicio oral y público para un concejal y un gendarme, acusados de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una joven, por un hecho ocurrido en febrero pasado, a la salida de un boliche bailable.

Se trata de la fiscal penal de Violencia de Género y Delitos contra la Integridad Sexual de Orán, María Soledad Filtrín, quien requirió juicio oral y público para el concejal Ramón Isauro Rodríguez, del Frente Plural de Orán, y el gendarme Claudio Sánchez.

Ambos están acusados de supuesto abuso sexual con acceso carnal agravado por el número de participantes, en perjuicio de una mujer de 22 años.

El pedido de requerimiento a juicio formulado por Filtrín, ante el juez de Garantías 1, Francisco Oyarzú, menciona que el 12 de junio efectuó la solicitud de prórroga de la instrucción preliminar ante el mismo magistrado, en tiempo y en forma, que fue denegado bajo un fundamento "antojadizo".

Y agrega que sin perjuicio de ello, "el Ministerio Público acude a formular acusación" en contra de los imputados.

Los voceros señalaron que, de las constancias que surgieron de la causa, la fiscal adelantó opinión con mérito incriminador hacia Rodríguez y Sánchez, ambos de 29 años, por la presunta comisión del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el número de participantes.

Según la denuncia de la madre de la víctima, radicada en la comisaría 20 de Orán, a 270 kilómetros al norte de Salta Capital, la joven acordó una salida a un boliche bailable con Rodríguez y su amigo.

Al retirarse del lugar, los tres salieron juntos, en la mañana del 2 de febrero último, en una camioneta guiada por Sánchez, quien en un momento dado detuvo la marcha y Rodríguez abusó de la víctima.

La mujer se defendió, pudo abrir la puerta del vehículo y salió corriendo, tras lo que fue auxiliada por transeúntes hasta el arribo de personal policial.

La víctima, que ratificó la denuncia radicada por su madre, fue trasladada al hospital San Vicente de Paúl, donde los profesionales constataron lesiones compatibles con el abuso.

En el escrito, Filtrín sostiene que el amigo del abusador no solamente detuvo la marcha del vehículo, sino que además presenció el hecho y no hizo nada para repeler la acción.

En el extenso pedido de elevación a juicio constan las denuncias de la madre y de la víctima, su testimonio, las declaraciones de testigos y las pericias e informes policiales sobre cámaras de seguridad.

La fiscal sumó las inspecciones oculares, el recorrido realizado por especialistas de la División Criminalística, el informe médico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) sobre el examen realizado a la víctima y los informes psicológicos de los acusados y la víctima.

En el mismo pedido, la fiscal recordó que "solicitó autorización al Juzgado de Garantías a fin de no afectar el derecho de intimidad que pudiera implicar las pericias sobre el teléfono celular, lo que está en trámite y constituye el motivo de solicitud de prórroga de la investigación preliminar a la que el juez no hizo lugar".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?