Municipalidad de San Isidro: echan a una mujer por denunciar a su jefe por acoso

La mujer que tiene 27 años y es madre de dos hijos, comenzó a trabajar en la municipalidad en marzo de 2018, donde realizaba tareas como barrendera en la localidad de San Isidro.

Redacción MDZ

Municipalidad de San Isidro.

Una ex empleada de Espacio Público de la Municipalidad de San Isidro denunció que fue despedida luego de denunciar judicialmente por abuso sexual y acoso laboral a un supervisor, que continúa en su cargo pese a que hay otras denuncias similares.

Por este motivo, y ante la falta de respuesta del municipio, la mujer identificada como C.E. decidió ayer hacer pública su denuncia luego de un año de inacción de la justicia, ya que recién en agosto de este año el acusado se presentó en la fiscalía.

Según consta en la causa judicial, la mujer que tiene 27 años y es madre de dos hijos, comenzó a trabajar en la municipalidad en marzo de 2018, donde realizaba tareas como barrendera en la localidad de San Isidro.

A los pocos meses, la joven fue trasladada a la localidad de Beccar, donde conoció al denunciado, identificado como Walter Mansilla, quien se desempeña como supervisor de capataces en el área de Espacio Público de esa comuna de zona norte del conurbano.

"Desde ese momento, el acoso empezó a ser parte de mi vida cotidiana. Primero empezó a seguirme, luego a decirme cosas atrevidas y también mandaba al resto de los compañeros a la calle para que yo me quede sola con él en la base", explicó la mujer en diálogo con Télam.

En su relato judicial, la mujer contó que poco después Mansilla comenzó a amenazarla y a extorsionarla porque estaba con un contrato laboral de tres meses.

"Cuando se estaba por terminar el contrato me encerraba en su oficina y me decía que me iban a dar la baja, que eso era muy grave porque yo tenía dos hijos que mantener, y que él me ofrecía hacerme el favor de salvarme si yo le hacía el favor de tener sexo con él", denunció la mujer en la justicia.

En noviembre del año pasado, cuando su contrato estaba cerca de vencer, Mansilla lo intentó nuevamente, la llamó a su oficina, según denunció.

"Me dijo que me habían dado de baja el contrato pero que él me podía salvar. Esa vez, a diferencia de las anteriores, se me tiró encima, me tocó mis partes íntimas y me quiso besar", relató la mujer.

A la semana siguiente, el 21 de diciembre de 2018, Mansilla le armó un sumario por abandono de servicio "como si nada hubiera pasado" y ella, cansada del asedio y asesorada por el sindicato, decidió hacer la denuncia y pedir licencia durante una semana.

Cuando terminó su licencia, la joven se enteró que ya no trabajaba para Espacio Público y que ahora debía cumplir funciones como personal de limpieza en un hospital de la zona.

"Como tenía miedo de quedarme sin trabajo, ya que me dijeron que era un contrato por tres meses, fui a hablar a la municipalidad. Pero no me dieron me quisieron escuchar", explicó la denunciante y precisó que poco después le rescindieron el contrato.

"Decidí sacar esto a la luz porque sé que hay otras compañeras que están pasando por una situación similar pero que no se animan a hablar", afirmó la mujer.

Ayer la asociación Mujeres Sindicalistas Zona Norte y otras organizaciones repudiaron el despido de la trabajadora, exigieron su reincorporación y reclamaron la separación de Mansilla de su cargo.

"El municipio es responsable, el intendente Gustavo Posse no puede mirar para otro lado y favorecer al acosador", sostuvieron las organizaciones.

En tanto, Mansilla se presentó hace un mes y medio ante la fiscalía especializada en delitos conexos a la trata de personas y violencia de género de San Isidro, a cargo de la fiscal Gonzalo Acosta, y negó todo lo relatado por la víctima.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?