Llamó al técnico del lavarropas y éste la mató a palazos y dejó grave a su hija

Llamó al técnico del lavarropas y éste la mató a palazos y dejó grave a su hija

Una mujer solicitó los servicios de un joven de 25 años para que arregle su lavarropas pero éste, con golpes de pala y un cuchillo de cocina, la asesinó salvajemente además de dejar gravemente herida a su hija de 4 años, quien está en terapia intensiva

Una mujer contrató a un técnico para que le arregle el lavarropas y éste la mató a palazos y puñaladas e hirió gravemente a su hija de 4 años, quien está en terapia intensiva y pelea por su vida. El salvaje episodio tuvo lugar en Concordia, Entre Ríos.

El cuerpo de la mujer presentó golpes de pala y de un rastrillo en la cabeza que derivaron en quebraduras de cráneo, además de puñaladas en el cuello y en el tórax con un cuchillo de cocina.

Lilian Godoy era profesora de música en una escuela

No era la primera vez que Lilian Noemí Godoy, de 46 años, había requerido los servicios de este técnico, ya que en otra oportunidad este joven le había arreglado la heladera a la mujer que este lunes asesinó violentamente.

El hombre, de 25 años, habría atacado a Godoy por una discusión que derivó en el crimen, aunque los investigadores no descartan la hipótesis de un ataque sexual en la búsqueda de establecer el móvil del femicidio.

El hecho se dio ayer alrededor de las 18, cuando el técnico llegó al domicilio de Godoy en la calle Laprida al 1600 de Concordia. Al poco tiempo una vecina dio aviso a la Policía por "ruidos raros en la casa, aparentemente por problemas familiares", aseguró el comisario inspector Beguerie a Diario Río Uruguay.

Cuando un patrullero se hizo presente en el lugar, el hombre abrió la puerta y aseguró que "todo estaba tranquilo", pero la agente en servicio decidió ingresar a la vivienda para constatar la versión del técnico. Allí se encontró con la mujer herida, ensangrentada y tirada en el piso y con la menor lesionada en el baño.

El hombre quedó detenido y las víctimas rápidamente trasladadas al Hospital Delicia Concepción Masvernat, donde Lilian Godoy falleció horas más tarde y su pequeña hija continúa internada en terapia intensiva con pronóstico reservado.

Mientras, el detenido negó haber cometido el crimen en la alcaldía local, pero presentaba manchas de sangre en su pantalón y en una de sus zapatillas. Ahora la Policía, además de intentar determinar el móvil, busca descubrir si el joven actuó bajo alguna sustancia dado el grado de ensañamiento.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?