La insólita gresca de bodega que decantó en trabajo comunitario

En octubre del 2013 los responsables de una bodega de San Martín protagonizaron un altercado con inspectores del INV. Fueron procesados por "desobediencia a un funcionario público y destrucción de medios de pruebas". A seis años, uno de los involucrados acordó la suspensión del juicio a cambio de cumplir horas comunitarias en Fundación Conin.

Redacción MDZ

Concursan dos cargos para el Ministerio Público.

Seguramente Raúl Patricio Riarte nunca imaginó las consecuencias que podría tener lo ocurrido el 24 de octubre del 2013. Ese día, como responsable de una bodega de San Martín, protagonizó un altercado con inspectores del INV que tras una serie de empujones, golpes e insultos, lo denunciaron por "resistencia o desobediencia a un funcionario público y sustracción y destrucción de medios de prueba". En marzo del 2019, casi seis años después, acordó la suspensión del juicio a cambio de cumplir tareas comunitarias para Conin.

Riarte fue procesado por agredir a inspectores del Instituto Nacional de Vitivinicultura cuando realizaban tareas en la bodega "Cerro Plateado". Los inspectores constataron la existencia de partidas de vino rosado con "características organolépticas alteradas" y le dijeron a Riarte que tendrían que intervenir el producto para extraer muestras.  Según consta en actas, ante ello Riarte se negó a cooperar con el personal del INV y le arrebató las muestras extraídas.

Por este motivo tanto Riarte como el enólogo de la bodega fueron denunciados y Riarte quedó procesado. Incluso, en 2016 apeló el procesamiento pero la Cámara Federal rechazó su recurso y confirmó el procesamiento por desobediencia a un funcionario público.

Ante esa situación, su defensa solicitó la suspensión de juicio a prueba y ofreció como reparación la realización de tareas comunitarias en razón de 12 horas mensuales por el término de un año y medio en la Fundación Conin Delegación San Martín.

Para el juez de Cámara Alberto Carelli, "corresponde hacer lugar a la solicitud de suspensión del Juicio a Prueba solicitada a favor del imputado Raúl Patricio Riarte, toda vez que concurren al caso los requisitos legales que autorizan su concesión".

Por ese motivo, le puso fin al conflicto resolviendo la suspensión del juicio a prueba por el término de un año y medio. En ese periodo, Riarte deberá cumplir "en concepto de reparación" tareas comunitarias a razón de 12 horas mensuales en la delegación San Martín de la Fundación Conin.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?