Imputaron por "lesiones graves culposas" al policía que le disparó a Franchetti

Imputaron por "lesiones graves culposas" al policía que le disparó a Franchetti

Además de imputarlo, el fiscal Horacio Cadile le impuso una caución juratoria y la obligación de presentarse cada 15 días a firmar en sede judicial para confirmar que se encuentra en la provincia y que no tiene intenciones de profugarse

Esta mañana, el fiscal Horacio Cadile imputó por "lesiones graves culposas" al efectivo Juan Fuentes (32), quien hace un mes mató a un ladrón y le disparó por error al empresario gastronómico Luciano Franchetti (40) durante un intento de asalto ocurrido en una estación de servicio de Godoy Cruz. El policía se abstuvo de declarar y continuará en libertad mientras avanza la investigación.

Además de imputarlo, Cadile le impuso una caución juratoria -se compromete a no profugarse- a Fuentes y la obligación de presentarse cada 15 días a firmar en sede judicial para confirmar que se encuentra en la provincia.

El efectivo se presentó junto a la abogada defensora proporcionada por el Ministerio de Seguridad, Martina Abraham, y se abstuvo de declarar por recomendación de la letrada. Cabe recordar que Fuentes ya había brindado su versión de lo ocurrido en la primera declaración informativa que le tomaron al comienzo de la investigación.

El abogado defensor de Franchetti, Jorge Caloiro, explicó que la calificación de lesiones graves culposas se dispuso con las pruebas existentes en esta etapa preliminar, pero aclaró que puede agravarse en el futuro. "Contemplamos la posibilidad de pedir un cambio de carátula a tentativa de homicidio o lesiones dolosas porque tuvo intención de matarlo", señaló.

El policía se encuentra suspendido y el pasado 19 de junio fue sumariado por la Inspección General de Seguridad (IGS). Tanto la Justicia como la IGS creen que actuó en legítima defensa al abatir al ladrón (Juan Ponce), pero que cometió un grave error al dispararle a Franchetti. En este aspecto, el efectivo puede recibir una sanción mínima o hasta ser echado de la fuerza. Esta investigación de la IGS es independiente de la investigación judicial.

Con respecto a lo ocurrido la noche del 2 de junio en el servicompras de la estación de servicio ubicada en Acceso Sur y calle Rawson de Godoy Cruz, existen versiones contradictorias, pero todas apuntan a que el policía confundió a Franchetti con un delincuente y le disparó por error. El empresario gastronómico asegura que el efectivo no dio la voz de alto y que le disparó directamente a él cuando ingresó al minimarket, mientras que la novia del empresario dijo que el policía sí se anunció como tal, pero lo hizo antes de irrumpir en el servicompras.

En cuanto al delincuente abatido, luego se comprobó que no estaba armado. Sin embargo, el empleado del minimarket salió corriendo a buscar al policía cuando el ladrón le dijo que tenía un arma entre sus ropas, por lo cual la Justicia cree que actuó en legítima defensa en ese caso. Sobre todo porque el malviviente se abalanzó sobre él y forcejearon antes de dispararle, de acuerdo a su testimonio oficial.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?