Imputaron a dos jóvenes por el crimen de Lara, la niña asesinada anoche

Ayer, cerca de las 22, Lara Ortiz (3) fue asesinada de un disparo en el pecho cuando salía de su casa en el asentamiento Villa Junín de Las Heras. Horas después, la Policía detuvo a dos sospechosos. Uno de ellos tenía problemas personales con un tío de la pequeña.

Avatar del Kevin Maroto

kevin maroto

Uno de los detenidos por el crimen de Lara.

Pachy Reynoso/MDZ

Israel Augusto Ávila, de 20 años, y Rodrigo Cruzate, de 21, fueron imputados esta tarde por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos y quedaron detenidos como principales sospechosos del crimen de Lara Ortiz, la niña de 3 años que fue asesinada anoche cuando salía de su casa en la zona de Villa Junín, departamento de Las Heras.

Ávila y Cruzate fueron imputados por homicidio agravado por utilización de arma de fuego en calidad de coautores. La información preliminar indica que los dos imputados iban a bordo de un Fiat Uno blanco desde el que efectuaron los disparos cerca de las 22 del lunes.

En el vehículo viajaba un tercer ocupante que aún no fue identificado y que podría ser detenido e imputado en las próximas horas. En principio, Ávila habría sido el autor del disparo que provocó la muerte de la pequeña Lara y habría utilizado una pistola 9 mm para efectuarlo. Sin embargo, el arma homicida aún no ha sido recuperada.

Cuando fue trasladado hasta la Fiscalía de Homicidios para ser imputado, Cruzate aseguró "ser inocente" ante los medios que estaban apostados en el lugar. 

Según contó la fiscal Ríos, la nena salía de la casa con su madre cuando fue impactada por un disparo a la altura del tórax, con orificio de entrada y salida, que comprometió varios órganos y le terminó provocando la muerte. Por su parte, el tío de Lara estaba en la puerta del domicilio junto a un grupo de amigos y él era el objetivo de los agresores, quienes terminaron matando a la niña por error.

Los primeros testimonios incorporados a la causa apuntan a que el conflicto que originó la agresión estaría vinculado a un trasfondo amoroso bastante particular. Tanto el tío de Lara -que tiene 23 años- como Ávila -de 20- mantenían una "relación amorosa" con una chica de 13 años de la zona y esto habría originado la pelea entre ambos. Esta situación podría originar otra investigación por abuso hacia la menor involucrada en caso de constatarse que se estaban aprovechando de ella o en caso de que sus familiares inicien acciones legales contra Ávila o el tío de Lara.

Familiares de Lara también podrían ser imputados en las próximas horas por otro delito. Esto se debe a que, tras la muerte de la pequeña, atacaron a balazos la vivienda de la adolescente de 13 años en busca de venganza por lo ocurrido. La investigación de este hecho recayó en la fiscal Gabriela García Cobos.

Otro de los detenidos es ingresado a la Fiscalía. Foto: Alf Ponce/MDZ.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?