El femicida de Florencia Romano pidió un juicio abreviado y será condenado a perpetua

El femicida de Florencia Romano pidió un juicio abreviado y será condenado a perpetua

Pablo Arancibia (33) reconocerá su culpabilidad para evitar el juicio por jurado en su contra. Los padres de Florencia solicitaron estar presentes en el lugar.

Kevin Maroto

Kevin Maroto

Este jueves a la tarde se llevará a cabo el juicio abreviado contra Pablo Arancibia (33), el único acusado por el femicidio de Florencia Romano (14), ocurrido el 12 de diciembre del año pasado en el departamento de Maipú.

Al optar por el juicio abreviado, Arancibia reconocerá su culpabilidad y será condenado a prisión perpetua evitando así el juicio por jurado en su contra.

El juicio abreviado se llevará a cabo mañana a las 15 y contará con la presencia de los padres de Florencia, quienes pidieron estar en el lugar para hablar antes de que el juez dicte la sentencia si acepta el acuerdo de la Fiscalía con Arancibia

"Le van a leer la imputación y las pruebas en su contra y si acepta los hechos se dicta la sentencia. En caso de que no acepte los hechos, se cae el juicio abreviado y vamos a un juicio por jurado", explicó Cristian Vaira Leyton, uno de los abogados querellantes que representa a la familia de Florencia.

Pablo Arancibia (33) es el único acusado por el femicidio de Florencia Romano.

El hecho

El asesinato de Florencia Romano conmocionó a la provincia de Mendoza a fines del año pasado. Arancibia la asesinó a golpes y la asfixió para luego deshacerse del cuerpo en un descampado de Maipú.

"Aproximadamente a las 18.58 del sábado 12 de diciembre, Arancibia atacó a Florencia con golpes de puño causándole un traumatismo craneoencefálico y luego le provocó una asfixia mecánica (la ahorcó), para finalmente prender fuego parte de su cuerpo con combustible", explicó en aquel momento la fiscal de Homicidios Claudia Ríos.

En este sentido, la fiscal indicó que Arancibia y Florencia se reunieron a las 12.51 y cerca de las 15 ella puso un estado de WhatsApp junto al hombre en el que decía que estaba con "el tío más piola". Luego la joven le escribió a una amiga anticipando que a la noche del 12 de diciembre iba a haber "un baile" en el domicilio de Arancibia, por lo que también le pasó la ubicación.

Ríos agregó que varios vecinos escucharon los gritos de Florencia pidiendo auxilio cerca de las 19 y uno de ellos llamó al 911. La agente que tomó la llamada terminó discutiendo con quien llamó y no envió móviles policiales al lugar, por lo cual también terminó imputada en el marco de la causa.

A las 20 de aquel día, Arancibia le pidió a un vecino que lo acercara a una estación de servicio sobre calle Maza para buscar nafta. La idea del acusado era quemar el cuerpo de Florencia al momento de deshacerse de él.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?