General Alvear: detalles sobre el hombre que apareció muerto de un escopetazo

General Alvear: detalles sobre el hombre que apareció muerto de un escopetazo

Se trata de Humberto Giménez (62), cuyo paradero se desconocía desde el sábado. Los efectivos lo hallaron semienterrado en un campo y notaron que tenía un disparo en la zona de las costillas. Ahora analizan si puede tratarse de un crimen. Hay dos aprehendidos y se requisaron cartuchos de escopeta.

Facundo García

Facundo García

Desde el sábado a las 22.30 no se sabía dónde estaba Humberto Giménez, un vecino de General Alvear de 62 años. El lunes por la tarde su familia decidió hacer la denuncia porque no había vuelto a su casa y los días de ausencia se acumulaban sin noticias sobre su paradero. 

Se convocó a un equipo de búsqueda y a perros rastreadores. Pero a las 2 de la madrugada de este martes un testigo, Alejandro Méndez -policía retirado- contó que había recibido una llamada anónima. A través de la noche, la voz al otro lado de la línea le indicó que algo inusual había ocurrido en una finca de la zona.

"Las primeras informaciones nos hablaban de un grupo de tipos que estaba boludeando con escopetas en un campo de Carmensa", contó a este diario uno de los pesquisas, mientras volvía agotado a su casa tras una jornada en la que le tocó recorrer caminos de tierra y hasta ver a un muerto.

Lo concreto es que hay indicios para sospechar que alguien le disparó a Giménez y lo depositó en un terreno ubicado a 70 kilómetros de distancia.

Cobranza

Siguiendo las coordenadas, los agentes fueron hasta la finca en cuestión. Carmensa es una localidad que en el mismo cartel de la entrada dice "Bienvenido" y "Buen Viaje": no es difícil ubicarse.

Llegaron en mitad de la madrugada. En el sitio, los policías se toparon con quien es el primer detenido. Lucas Antonio Hidalgo Romero (20), hijo del propietario del campo y oriundo de Mendoza, empezó a explicar qué hacía ahí.

Una de las incógnitas es si Giménez se acercó a la finca pretendiendo cobrar un dinero que le debían

Los lugareños reportan que el muchacho es pariente de un conocido abogado penalista de Las Heras. Este abogado habría comprado la finca de Carmensa a Giménez, aunque -sostienen- a lo mejor le quedó debiendo "un par de cuotas".

Por eso una de las incógnitas es si Giménez se acercó al lugar para intentar cobrar lo que le debían. Mientras entrevistaban a Hidalgo, los efectivos y el ayudante de fiscal encontraron cartuchos de escopeta y notaron algunas inconsistencias en el relato.

El cadáver

A las cinco de la mañana del martes, los uniformados aún no habían dado con el cadáver. Fue recién a las 6:32 que se informó que, en un terreno ubicado a unos 35 kilómetros del cruce entre Ruta 143 y 190 -en Punta de Agua- podían yacer los restos de Giménez. 

En consecuencia, se detuvo a Hidalgo Romero. Y pasado el mediodía se hallaron los restos de la presunta víctima semienterrados en el predio donde se estaba rastrillando.

"Más tarde, este chico demorado admitió que días atrás se le había roto el auto justamente en Punta de Agua y que había tenido que llamar a una grúa, una Ford F100", sigue la fuente.

El dato no es menor: para llegar al sitio donde estaba el muerto, hay que meterse por una picada con camino polvoriento y desigual. De hecho, un auto que llevaba a periodistas locales dejó su tren delantero en el intento por cruzarlo. 

Herida misteriosa

Los uniformados notaron que el cuerpo de Giménez tenía un orificio en la zona de las costillas, lo que coincidiría con la hipótesis de un disparo.

Fuentes allegadas a la investigación confirmaron a MDZ que el propietario de la grúa que habría asistido a Hidalgo también fue demorado. Y en estos momentos, los restos de Giménez están siendo analizados por el cuerpo médico forense para determinar las causas de su deceso.

—Yo no le veo a este pibe mucha uña de guitarrero— observó un paisano al enterarse de que se llevaban detenido a Hidalgo para tomarle declaración mañana. —Lo tienen que haber ayudado más personas— aventuró.

La conjetura es válida: Giménez pesaba alrededor de 100 kilos y no era fácil transportarlo. 

Dato extra: la localidad de Carmensa es conocida, entre otras cosas, porque allí fue donde se le dio muerte al legendario bandido rural Juan Bautista Bairoletto

  • ¿Aportes? ¿Otra perspectiva? Puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?