Horror: robó una perra, la violó varias veces y la estranguló

Horror: robó una perra, la violó varias veces y la estranguló

El sospechoso es un joven que fue tomado por las cámaras de seguridad mientras se llevaba a "Rubia", un animal de 15 años que luego apareció con señales de maltrato y moribunda en un basural. Investigan si más gente participó del aberrante hecho. ¿Fue un ritual satánico?

MDZ Policiales

MDZ Policiales

"Rubia" fue secuestrada por un sujeto de otra especie que la violó y la mató. Se trata, claro, de una perrita que fue robada por un hombre en Corrientes. El agresor fue detenido en la noche del jueves y los dueños del animal reclaman que "pague por lo que hizo".

El caso, que parece extraído de un álbum de atrocidades, tuvo lugar en el Barrio Santa Teresita de la mencionada ciudad. Javier L., alias "Molde", fue registrado por cámaras de seguridad mientras se llevaba a "Rubia". Horas después, la familia de la perra la encontró malherida en un basural.

El animalito, de 15 años, no sobrevivió a los maltratos y se radicó una denuncia. Por eso efectivos policiales iniciaron una pesquisa que terminó con la aprehensión del sospechoso, que fue capturado en calle 149 del Barrio Unión. La carátula de la causa es “supuesto maltrato animal ley 14.346.

El sospechoso fue captado por las cámaras de seguridad. 

Peor que una bestia

A la espera de pericias, los dueños de "Rubia" han ubicado al cadáver en un freezer, para que el tórrido clima correntino no altere las evidencias.

"Quien hizo esto no tiene corazón"

Radio Sudamericana, una emisora local, ya detalló que hay pruebas de que el animal fue violado varias veces. Incluso se sospecha que otras personas pueden haber participado del crimen. Por lo bajo, hay quien hipotetiza que puede haberse tratado de alguna especie de ritual.

Los denunciantes reclaman justicia y advierten: "Si hicieron esto con una perra lo pueden hacer una criatura o una abuela. Alguien que hace esto no tiene corazón y ni tiene que salir nunca más de la cárcel”.

Tienen razón. Entre los marcadores de "alarma" que señalan la presencia de un probable asesino está el maltrato animal. Si esos casos no son atendidos a tiempo por psiquiatras y psicólogos, el agresor puede pasar de la violencia hacia gatos, perros o pájaros a los ataques contra seres humanos

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?