Mendotran: sin margen para tardanzas escolares

Los usuarios aún buscan acomodarse al nuevo sistema de transporte público, el cual todavía requiere de ajustes imprescindibles. Desde el próximo lunes, la Dirección General de Escuelas ya no justificará las demoras de los alumnos que viajan en micro. Sin embargo, hay horarios específicos donde ciertas unidades viajan repletas, lo que obliga a los padres a reprogramar toda la dinámica familiar. 

redacción mdz

MendoTran

Pachy Reynoso/MDZ

Miles de mendocinos modificaron su rutina a inicios de 2019 con la implementación del Mendotran, el nuevo sistema de transporte público de pasajeros que implicó profundas modificaciones de recorridos, paradas y frecuencias.

A estos cambios se sumaba otro gran desafío: el inicio de clases, donde el nuevo sistema tenía que convivir con el habitual congestionamiento vehicular, las entradas y salidas escolares y el aumento de pasajeros en horarios puntuales.

Para la DGE el comienzo del ciclo lectivo fue satisfactorio ya que se lograron sortear las dificultades que imponía el nuevo sistema, pero siempre dando un margen para las posibles tardanzas de los alumnos, las cuales devenían de tantos cambios. Motivo por el cual desde el próximo lunes ya no justificará las tardanzas de los chicos que se movilizan en unidades del Mendotran. 

Hasta este viernes se contemplaron las demoras de los estudiantes. El gobierno escolar había otorgado una semana de consideración hasta que padres y alumnos se acostumbraran al sistema de transporte que generó tantas expectativas como polémicas.  

El alumno que llegue tarde a partir del lunes tendrá la tardanza o media falta que corresponda, como ocurre habitualmente. 

Mendotran

O tarde o muy temprano

Más allá de la visión positiva que perciben desde la DGE, varias son las quejas de los padres de distintos puntos del Gran Mendoza respecto del aggiornado sistema de transporte. Esto pese a que hay casos puntuales que se han ido resolviendo con modificaciones, ajustes, cambios de recorridos o incrementos de frecuencias.  

Un preocupado grupo de padres de alumnos que asisten al Liceo Agrícola y al DAD explicaron a MDZ su situación. Ellos cuestionan la falta de frecuencias del recorrido 913. Un colectivo, explican, pasa a las 7.05 y no alcanza a llevar a todos los chicos que esperan en las paradas de micro. El próximo pasa a las 7.45, por lo que los chicos no llegan a horario a los colegios mencionados.

Este cuadro de situación los lleva a buscar sus propias soluciones, pero consideran que se podría hacer de otra forma. "Como papás tenemos que levantar a nuestros hijos a las 5 de la mañana para que puedan tomar el micro que pasa a las 6.20 y así llegan a la escuela una hora antes. Ya hemos realizado los reclamos correspondientes, pero no hemos tenido ninguna respuesta", resumió uno de ellos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?