Martín Terrarossa: piezas inservibles que se convierten en animales

El escultor que transforma el hierro en animales de tamaño real hace arte en su tiempo libre y su eje central es el reciclado. A pesar de que aún no vive del arte, el talentoso expresó su deseo de  dedicarse full time a esta pasión. ¿Qué siente cuando trabaja? ¿Por qué eligió este oficio? ¡Leelo en MDZ Arte!

Avatar del Muriel Del Barco

muriel del barco

Martin Terrarossa

Pachy Reynoso/MDZ

Martín Terrarossa comenzó a esculpir casi como un hobby hasta que las esculturas de chatarra le pidieron ser mostradas. Así fue como se animó a compartir el arte que hace con el hierro.

Verlo trabajar es sentir que uno lee poesía de animales. Verlo crear es sentir que uno se sumerge en un mundo mágico. Creador de atmósferas singulares, admirador de los bichos y animales, Martín  nos presentó su mundo. 

¡Lo compartimos en MDZ Arte!

Te dicen:

Me dicen mosquito. Es un apodo que nació en el club de la UNC donde juego softbol con amigos desde la infancia. Ahí nació.

¿Autodidacta o estudiado?

Estudié Licenciatura en Diseño Gráfico, carrera que me dio algunas herramientas que hoy aplico en mi costado “autodidacta” de escultor. Realmente este último no lo estudié, aprendí observando más mi parte creativa.

Martin Terrarossa

¿Qué es el arte para vos?

El arte para es mi “ser" muestra lo que soy.

¿Qué expresa?

Expresa mis emociones, mi amor por la cultura y la imaginación.

¿Cómo nació esta necesidad de expresarte a través del arte?

Nació desde pequeño, por medio de los dibujos. Era la forma que encontraba para expresar un momento, un sentimiento; ya que a las palabras les cuesta salir.

¿Qué sentís cuando esculpís? 

Siento que estoy creando vida en cada escultura. Son prolongaciones de vida, como los hijos.

Martin Terrarossa

¿Cómo te enfrentás a un material sin forma o a una hoja en blanco?

Lo que hago en una hoja en blanco es dibujar el animal que quiero representar en metal.

Cuando mirás cuadros viejos tuyos, ¿te encontrás o ya no?

Cuando veo esculturas que hice hace tiempo, sí me veo y observo el crecimiento que he tenido aplicando nuevas técnicas que generosamente me han transmitido colegas. Veo la evolución obtenida en el tema.

¿Cuándo te propusiste vivir del arte?

 Me encantaría vivir del arte, es bastante difícil lograrlo, pero creo que estoy en el camino correcto para lograrlo.

¿Cuál es tu sueño?

Se puede lograr con mucho esfuerzo y dedicación: vivir del arte.

Martin Terrarossa

¿Te gusta mostrar lo qué hacés? ¿Cómo te llevás con el marketing?

Adoro mostrar lo que hago, pero no por el afán de ser halagado, sino porque disfruto de la devolución que recibo en cada persona que visualiza mis obras. El marketing me cuesta, soy tímido y no sé venderme (risas).

¿Qué te inspira?

Me inspira todo lo que me rodea, lo cotidiano de cada día.

Martin Terrarossa

¿Qué sentís cuando terminás una obra? ¿Y cuándo la empezás?

Cuando finalizo siento una enorme satisfacción por el sueño cumplido. Cuando la empiezo estoy con ansiedad, porque quiero darle forma a lo que imaginé en corto plazo.

¿Cómo le ponés un valor a tu obra?

Valorizo en base a los costos de materiales que tuve y sobre todo el costo de mano obra. El tiempo y energías puestas para llegar al producto final.

¿Dónde soñás con ver una obra tuya?

Sueño ver una escultura en “Louvre” de Paris, “Hermitage” de San Petersburgo o el “Metropolitano” de New York.

Martin Terrarossa

¿Qué pieza o cuadro quisieras tener en tu casa que no sea tuyo?

Me encantaría tener una obra de Salvador Dalí o algo chiquito de Leonardo Da Vinci. No pido mucho. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?