Los jóvenes y el alcohol: cuándo deja de ser un divertimento para ser peligroso

Mendoza acumula 7 decesos ocurridos a raíz de accidentes donde el alcohol fue protagonista. Informar a padres e hijos es la clave para fomentar el consumo saludable. Qué dicen los jóvenes mendocinos y qué recomiendan desde el departamento de toxicología.

Redacción MDZ

El consumo de alcohol en exceso y las consecuencias que puede tener para la salud propia y de otras personas volvió a la agenda pública, tras la muerte de Julieta Testa, que viajaba como acompañante de un joven que conducía alcoholizado. 

Los jóvenes consumen alcohol de manera episódica, pero abusiva. Sergio Saracco, responsable del departamento de toxicología de la provincia asegura que en estos casos, padres e hijos deben informarse para conocer las consecuencias.

La provincia se encuentra en pleno receso escolar, se acerca el día del amigo y los adolescentes ya preparan previas y "juntadas" donde las bebidas alcohólicas están presentes. Un dato relevante es que  el hábito del consumo de bebidas de ese tipo comienza a edad más temprana. 

Según un estudio del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de consumo de la Universidad Nacional de Cuyo, 7 de cada 10 chicos menores a 17 años consume alcohol y la mitad de ellos lo hace en forma abusiva. Esto trae consecuencias que trascienden esa edad. Sergio Saracco asegura que la prevención debe arrancar en la escuela primaria para evitar daños irreversibles.

No es capricho

La prohibición de la venta de alcohol hasta los 18 años no tiene un origen caprichoso. Según explicó Saracco, esta medida se debe a que es diferente el impacto del alcohol en un cerebro maduro que en uno que se está desarrollando. El desarrollo cerebral comienza alrededor del tercer mes de embarazo y finaliza alrededor de los 25 años. Es decir que el impacto en cualquiera de esas etapas, tiene consecuencias. De allí surge la prohibición de la venta a menores de 18 años, que en otros países asciende hasta los 21.

Por las razones antes mencionadas, no debe haber consumo durante el embarazo o la lactancia. Hacerlo puede afectar al pensamiento abstracto, a la formación de ideas, la memoria, el funcionamiento del sistema nervioso central e incluso, a la función cognitiva del cerebro.

el consumo abusivo tiene consecuencias

Para Saracco, el Estado debe hacerse presente por medio de medidas que no fomenten el consumo. Por medio de impuestos, fijación de precios mínimos como es el caso de Escocia, multas, servicio comunitario y demás.

Muertos por alcohol al volante en el año

La muerte de Julieta Testa, que viajaba como acompañante de un joven que conducía alcoholizado, trajo nuevamente el tema a la agenda pública. El conductor del vehículo en el que se trasladaba  tenía 1,4 gramos de alcohol en sangre. Con ese caso, Mendoza acumuló 7 víctimas fatales en lo que va del año como consecuencia del alcohol al volante.

Actualmente la Ley de Tránsito provincial acepta un máximo de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre en autos, 0,2 para motociclistas y 0 para conductores profesionales. En estos casos, las multas se consideran gravísimas y rondan los $18 mil.

Mitos sobre el alcohol

Desde la página del Ministerio de salud de la Nación tratan de desmitificar algunos conceptos que se tienen sobre algunas bebidas, con el fin de prevenir y evitar inconvenientes:

  •  La cerveza y el vino no emborrachan menos. Los efectos del alcohol son idénticos entre todas estas bebidas. El impacto depende de la cantidad que se beba y las características corporales y psicológicas de quien lo toma.
  • El alcohol no se elimina al orinar. Aproximadamente un 10% se elimina por esta vía, el resto se metaboliza y se convierte en azúcar
  • Ni el café ni un baño aceleran el proceso de eliminación del alcohol consumido.
  • El alcohol puede provocar alteraciones aun en cantidades pequeñas.

En casos de adicción, se debe comunicar con la línea 144, un servicio gratuito y disponible las 24hs.

Informe: Angie Tonelli

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?