La importancia del equilibrio emocional a la hora de hacer dieta

A todos nos cuesta hacer dieta, inclusive, para algunos resulta un desafío. Implica realizar esfuerzos, tener voluntad para hacerlos y, además, perseverancia en nuestras acciones. Sin embargo, uno de los requisitos fundamentales para poder llevarla adelante se relaciona con nuestro equilibrio emocional.

Redacción MDZ

Aunque el síndrome del colon irritable no tiene cura, desarrollar una dieta adecuada es crucial para paliar los síntomas.

BBC

La Licenciada Liliana Grimberg (MN 978) , Nutricionista Dietista y Coordinadora del área de Nutrición del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna, explica: “Una dieta desequilibrada no sólo genera repercusiones a nivel físico, sino que también puede producir carencias específicas de vitaminas o minerales que se manifiestan mediante síntomas o sensaciones como apatía, desgano, irritabilidad, nerviosismo, cansancio y falta de atención. Es por eso que los bajones emocionales suelen atentar contra quienes intentan bajar de peso”.

Teniendo en cuenta que estamos en el marco del Día Mundial de la Alegría, una buena opción para poder sobrepasar este tipo de obstáculos es la Dieta de la Felicidad.

La Licenciada Grimberg destaca que la base de esta dieta es incluir alimentos que contribuyan a la producción de endorfinas y serotonina, a través de productos provenientes de la naturaleza con el menor procesamiento posible como atún, salmón, sardinas, anchoas, vegetales, frutas, carnes, huevos, cereales integrales, avena y lácteos.

Además advierte sobre el consumo de las harinas refinadas. Estas ocasionan aumentos bruscos de serotonina seguidos de bajones inmediatos, esto se traduce en el organismo como alteraciones del ánimo y nerviosismo. Por el contrario, consumir hidratos de carbono de absorción lenta como cereales integrales o banana, favorece la producción y sostenimiento de los niveles de serotonina.

“La tendencia es elegir alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que el cuerpo no fabrica por sí mismo, por lo cual hay que ingerirlo, ya que ayuda a generar la serotonina. Paralelamente, es importante el consumo de minerales e hidratos de carbono de bajo índice glucémico”, detalla la Licenciada Grimberg. En este grupo se encuentran: el pollo, pavo, quesos, pescados, huevos, tofu (queso de soya), semillas de sésamo, zapallo, almendras, maní, cereales integrales, legumbres, ají, espinaca, leche y soja. Por su lado, entre los alimentos ricos en magnesio se destacan la banana (contiene una cantidad extra de triptófano que ayuda a sintetizar serotonina y potencia la sensación de bienestar), nueces, legumbres, verduras y germen de trigo.

Asimismo, hay otros productos que causan sensación placentera como el chocolate amargo, que proporciona teobromina, una sustancia que activa los neurotransmisores relacionados con el placer.

Todos estos alimentos son considerados antidepresivos naturales, dado que promueven el aumento de la serotonina.

Para poder implementar la Dieta de la Felicidad, la Licenciada Grimberg sugiere:

Desayunos:

- Infusión con leche descremada.

- Yogurt descremado

- Banana

Merienda:

- Infusión con leche descremada.

- 1 huevo duro o 1 omelette de dos claras y 30 grs. de queso Port Salut Diet.

Almuerzos y cenas:

Una porción de pescado azul o pollo sin piel o pavo grille o al horno, con espinacas gratinadas o ensalada de hojas verdes con 3 cucharadas soperas cocidas de arroz integral o legumbres y un huevo.

Postre

-Una manzana o cítrico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?