La Cárcel Federal ya duplicó las plazas en el sector masculino

A la construcción del complejo penitenciario le falta un 10% para llegar a su fin. En el sector de hombres, que ya está completamente listo, se albergan 610 reclusos. En el sector femenino quedan algunos detalles de construcción.

Redacción MDZ

.

Prensa Gobierno de Mendoza

La construcción de la Cárcel Federal entró en etapa final. Con algunos sectores completamente terminados y habilitados y otros en los cuales aún se está trabajando, la obra insume 600 puestos de mano de obra directa.

Desde que se inició su reconstrucción en enero del año pasado, ha alcanzado el 92% de su ejecución. Originalmente, el proyecto fue contratado por la Nación, iniciado en 2011 y posteriormente paralizado con tal sólo el 37%.

.

“En una primera instancia el Instituto Penitenciario Federal se pensó para albergar 392 internos, posteriormente esta capacidad practicamente se duplicó, incorporando mobiliario en las 380 celdas y modificando algunos espacios compartidos. Si bien estas modificaciones generaron algunos retrasos en la construcción, la obra se estima que se culminará en 60 días”, explicaron desde la inspección técnica de la obra.

Actualmente, con más de 16 maquinarias trabajando en el terreno se han terminado 4.353 m2 pertenecientes a la cocina, área de recreación activa, sector de visitas con locutorio, espacio para recibir a los familiares y un lugar más íntimo para las visitas conyugales. También se concluyó el alojamiento de procesados que alberga 610 reclusos, con una capacidad total de 794 hombres.

Otros sectores como la biblioteca, la escuela y el espacio destinado al culto de las diversas religiones, también se encuentran terminados.

.

Muy próxima a habilitarse se encuentra el área femenina, que tendrá un cupo de 112 plazas.

El Centro Federal Penitenciario Cuyo está destinado a procesados y condenados por la Justicia Federal con asiento en Mendoza que se encuentren en establecimientos penitenciarios provinciales.

También se ha previsto recibir en las instalaciones a los procesados y condenados por la Justicia provincial considerados de alto riesgo. Se les brindarán las condiciones inherentes al tratamiento que indica la ley y garantizando la provisión de higiene, vestimenta, ropa, alimentación, seguridad y asistencia profesional.

El diseño de la obra tiene en cuenta el concepto de cárcel como un lugar de reinserción social y no de reclusión. De esta manera, se tienen previstos sectores destinados a la educación y al trabajo y sectores diferenciados para procesados y condenados.

En los 32.000 metros cuadrados de superficie bruta, confluirán el Instituto Penitenciario Federal de Cuyo para varones, con 794 plazas; el Instituto Correccional de Cuyo para Mujeres, con 112, y el Instituto Abierto, con capacidad para 32 internos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?