Kiosqueros mendocinos evalúan no cargar la Red Bus por un paro nacional

La Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) anunció que la próxima semana, los días 29 y 30 de abril, no se realizarán cargas de Red Bus, SUBE y otras plataformas de pago del transporte público en todo el país. Sin embargo, en Mendoza todavía no hay definiciones y la medida será analizada en los próximos días.

Avatar del Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

Kiosqueros mendocinos evalúan no cargar la Red Bus por un paro nacional

La Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) anunció que la próxima semana, por 48 horas, no se realizarán cargas de Red Bus, SUBE y otras plataformas de pago del transporte público en todo el país. Sin embargo, en Mendoza todavía no hay definiciones y la medida será analizada en los próximos días.

Mediante un comunicado difundido hoy, la UKRA confirmó su adhesión al paro convocado por las dos CTA para el próximo martes 30 de abril, sumando el lunes 29, en los que no cargarán tarjetas de transporte público SUBE, Red Bus (Mendoza y Córdoba) y Movi (Rosario), en reclamo por la baja rentabilidad que les deja esta práctica, del  1% en promedio, y la crisis económica que afecta al país.

"Pedimos que la recarga del transporte público sea un política de Estado y que el Banco Nación o los bancos provinciales sean los administradores del crédito, brindando a los titulares de los kioscos una cuenta sin costo de mantenimiento para que tengamos una rentabilidad del 10%", expresó la entidad.

Por su parte, la Cámara de Kiosqueros Unidos de Mendoza (CKUM) tomará una definición en las próximas horas, según expresó a MDZ su representante Raúl Villarreal. "No estamos adheridos a la UKRA, por lo que debemos debatir si nos sumamos o no a la medida de fuerza. Esperamos resolverlo en las próximas 48 horas", detalló.

Villarreal hizo foco en la atomización que existe en ese rubro comercial, lo que podría afectar cualquier decisión de la CKUM, que nuclea alrededor de 2.000 kioscos en el Gran Mendoza, algo más de la mitad del total: "Por ejemplo, si nos adherirnos al paro, quizás algunos se sumen y otros no, lo que dejaría a colegas beneficiados y perjudicados. También debemos tener en cuenta que no recargar tarjetas equivale a trasladarle el problema a los usuarios del transporte público".

De todos modos, reconoció que la rentabilidad de la Red Bus es un grave problema: "No debe haber en el país algún comerciante que tenga esa rentabilidad. Es perder la plata todos los meses. Al principio todo el mundo quería tener el sistema de carga, pero al final el kiosquero termina atendiendo muchos usuarios por casi nada de plata, perdiendo ventas de otros productos. Eso hizo que muchos colegas dejaran de trabajarlo, quedando muy pocos lugares que concentran la mayoría de las recargas y logran alguna rentabilidad. Es una cuestión de conveniencia".

"Pese a que hacemos la logística para que la gente viaje, somos el último orejón del tarro en el tema de transporte, en recibir poco y tarde", aseguró Villarreal, manifestando a su vez que "con la SUBE directamente será igual".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?