Indignación porque un jurado popular absolvió a un empresario acusado de matar a su exesposa

Indignación porque un jurado popular absolvió a un empresario acusado de matar a su exesposa

El hombre, de 77 años, fue enjuiciado en Córdoba por el crimen en 2016 de su ex pareja, cuyo cadáver presentaba golpes y puñaladas. Hoy, al no ser encontrado culpable, los familiares de la víctima reaccionaron furiosamente porque entienden que se trató de un femicidio

Un empresario de 77 años que había llegado a juicio en Córdoba por el crimen de su ex pareja, una kinesióloga de 44 años cuyo cadáver presentaba golpes y puñaladas, fue absuelto hoy por un jurado popular. Esto generó indignación en los familiares de la víctima que entendían que se había tratado de un femicidio.

Hugo Salas, ahora absuelto, había llegado a juicio por el crimen de Carina Drigani (44), madre de cuatro hijos y cuyo cadáver fue hallado en un arroyo en la localidad cordobesa de Icho Cruz, el 3 de mayo de 2016, con 16 lesiones entre moretones y heridas punzocortantes.

El hijo de la mujer asesinada no podía aceptar la decisión del jurado.

El juicio por jurados había comenzado el 25 de junio y el empresario Salas había llegado al debate con prisión domiciliaria, acusado del delito de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio", el cual contemplaba como pena la prisión perpetua.

En los alegatos realizados el lunes último, el fiscal del juicio Raúl Gualda pidió la absolución del imputado por el beneficio de la duda, ya que a su entender no se pudo comprobar el homicidio y no había pruebas suficientes como para condenarlo.

Las abogadas defensoras Andrea Amigó y Teresita Larrazábal coincidieron con el fiscal y también pidieron la absolución, mientras que la querella, representada por los abogados Carlos Nayi, Germán Matheu y Gustavo Nuñez, pidieron que Salas sea condenado a prisión perpetua por entender que se había tratado de un femicidio.

Sin embargo, en la jornada de hoy, el jurado popular declaró no culpable el acusado y le pidió a la Cámara 4 del Crimen que absuelva a Salas, lo que finalmente se hizo efectivo.

Ante esa decisión, el abogado Nayi sostuvo que apelará el fallo y dijo que “a partir de ahora ha cambiado el paradigma, ‘ni una más, para siempre’, esto es un femicidio, recurriremos a Casación para lograr revertir este fallo que marca un mal precedente”.

“Estamos totalmente convencidos los tres abogados querellantes de que los indicios son unívocos, graves, que ubican este señor Salas en el centro del hecho criminal”, agregó Nayi, que dijo sentirse “absolutamente sorprendido”.

Asimismo, consideró que “es contradictorio con lo que ha pedido el propio fiscal. Investigar por la probable comisión al delito de instigación al suicidio, o es accidente o es crimen, estamos convencidos de que es un hecho criminal y recurriremos a casación, tranquilos, civilizadamente, pero recuerden esto: ‘Ni una más”.

Tras el fallo de la Cámara 4ª del Crimen familiares de Drigani, que estuvieron acompañados por integrantes del colectivo 'Ni una menos Córdoba', repudiaron la decisión.

“No existe la justicia acá en Argentina, quieren una foto con la escena del crimen matándola”, dijo uno de los hijos de la víctima, quien agregó que lo que busca la familia "es justicia" porque lo que sucedió en el juicio "es una vergüenza".

Tras permanecer desaparecida tres días, la kinesióloga Drigani fue hallada muerta en un arroyo cercano a la localidad cordobesa de Icho Cruz, el 3 de mayo de 2016.

Si bien los peritos no pudieron establecer si fue una muerte violenta o accidental, la autopsia determinó que el cadáver presentaba 16 lesiones, entre moretones y heridas cortopunzantes, y que la causa de la muerte había sido asfixia por sumersión.

Como acusado del crimen, fue detenido Salas, quien había sido su última pareja, y permaneció con prisión domiciliaria hasta hoy, que fue absuelto en el juicio.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?