Increíble: los 5 objetos más olvidados en los aviones que llegan a Mendoza

Ya sea por descuido, apuro o falta de memoria, mucha gente desciende de los aviones sin la totalidad de sus pertenencias personales. Tras una recorrida por el aeropuerto 'El Plumerillo', MDZ pudo conocer cuáles son los que más se olvidan las personas que llegan a nuestra provincia y algunos realmente son increíbles.

Avatar del Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

en muchos casos, la gente baja de los aviones sin todas sus pertenencias personales

ALF PONCE / MDZ

Las causas para caer en un olvido o una distracción pueden ser casi infinitas. Desde asuntos laborales o familiares, pasando por románticos o simplemente ligados a la memoria a corto plazo. Éstas situaciones muchas veces se reflejan en los objetos que las personas suelen dejarse en los aviones tras los vuelos que los llevan a destino.

Más allá de que todos solemos tomar los recaudos necesarios y, prácticamente, estamos entrenados para vivir en alerta fruto de la inseguridad que nos rodea, el momento del vuelo para muchos se transforma en un pequeño descanso o un tiempo para distenderse y bajar la guardia.

Es allí cuando se deja de prestar atención a las pertenencias personales. Unos se duermen, algunos leen y otros se entregan a la música o a las películas, pero lo curioso es que ese estado de 'desconexión' permanece en algunos y se bajan de las aeronaves olvidando sus objetos personales, algunos de mucho valor.

El protocolo para los objetos olvidados o perdidos en el aeropuerto consiste en, primero, la identificación por parte del personal de limpieza, azafatas, el Comisario de abordo o hasta el propio piloto, quienes los deben entregar al Auxiliar de Tráfico en tierra y éste los deposita en la puerta de embarque durante algunos minutos.

el hall del aeropuerto 'el plumerillo'

Si nadie reclama nada en esa instancia y la totalidad de los pasajeros retiran su equipaje, el Auxiliar de Tráfico los lleva a la oficina de 'Reclamo de Equipajes', donde permanecen media hora como máximo por si alguien los solicita. Caso contrario son derivados a la Policía de Seguridad Aeroportuaria y quedan guardados luego de labrarse un acta y podrán ser retirados por sus dueños con un pedido formal y presentación de DNI.

Luego de una recorrida por el aeropuerto El Plumerillo y tras dialogar con personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y empleados de Aerolíneas Argentinas, MDZ pudo elaborar un ránking de los objetos más olvidados por las personas que arriban a nuestra provincia.

Documentos

Sí, aunque parezca increíble los documentos personales son el objeto más olvidado en el interior de los aviones. Tanto el DNI como el pasaporte, según corresponda, son imprescindibles para viajar y las personas deben llevarlo consigo para poder abordar. Aparentemente, una vez en su asiento la gente los suele dejar en el compartimiento que les corresponde y los dejan allí cuando bajan del avión.

Libros

El clásico objeto para el entretenimiento o la información no pierde vigencia ante el avance digital y es el segundo más olvidado entre los pasajeros que llegan a nuestro aeropuerto provincial. El caso es similar al de los documentos, ya que la mayoría los deja en el mismo 'sobre' diseñado para que, entre otras cosas, estén a mano los manuales de seguridad ante cualquier emergencia.

libros y sombreros, algunos de los objetos que esperan ser reclamados en el aeropuerto

Teléfonos celulares

Este ítem sorprende tanto como el de olvidarse los documentos, pero la frecuencia con la que sucede es significativa. Es que, para muchos, el teléfono celular se ha convertido casi en una extensión del cuerpo y desde allí nos vinculamos social, laboral y hasta económicamente gracias a las aplicaciones que permiten realizar transacciones de dinero. En 'modo avión' o sin el volumen activado, suelen quedar a un costado del asiento o en el piso.

Tablets

Uno de los dispositivos preferidos para el entretenimiento audiovisual o soporte para la lectura digital, también es uno de los objetos que los empleados de las aerolíneas trasladan con más frecuencia al departamento 'cosas perdidas'. El olvido, en este caso, muchas veces responde a que son utilizados por niños que, al momento de bajarse, los han dejado de utilizar y quedan dentro de la aeronave.

alguien llegó en un día soleado y se dejó el paraguas en el avión

Abrigos

Tal vez el más entendible, pero curiosamente no supera en cantidad a los objetos enumerados anteriormente. ¿Quién no se ha olvidado un saco, un buzo o una campera alguna vez? Los cambios de temperatura o la posibilidad de contar con una manta según el viaje o el vuelo, hace que muchos se desprendan de parte de sus vestimentas para estar más cómodos. Luego, al momento del aterrizaje, no se acuerdan que subieron con ellas y quedan arriba del avión.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?