En el crimen de Gil Pereg "hay un componente de venganza"

Gil Pereg, el único acusado del doble femicidio de su madre Pyhria Sarusi y su tía Lily Pereg, presentaría características "de psicópata, mitómano" y con un perfil de "alta agresividad", según el perito forense Fernando Cardini. "Se trata de un doble femicidio con características muy particulares, dado que no estamos acostumbrados a ver un hecho de este nivel, especialmente perpetrado por un hijo y sobrino de las víctimas", añadió en diálogo con MDZ Radio.

REDACCION MDZ

Gil Pereg, detenido.

'Nicolás' Gil Pereg, el único acusado del doble femicidio de su madre Pyhria Sarusi y su tía Lily Pereg, presentaría características "de psicópata, mitómano" y con un perfil de "alta agresividad", según el perito forense Fernando Cardini.

Cardini, que además es profesor de Investigación Criminal de la Universidad de Buenos Aires (UBA), explicó que el caso de las hermanas israelíes asesinadas es "un doble femicidio con características muy particulares, dado que no estamos acostumbrados a ver un hecho de este nivel, especialmente perpetrado por un hijo y sobrino de las víctimas".

En diálogo con MDZ Radio, Cardini trazó brevemente un perfil psicológico de Gil Pereg: "Se observa un psicópata de alta agresividad que aparecía como un mitómano que trataba de desviar la investigación hacia un tema de inseguridad en el país. Es un ex militar que le gustan las armas, tenía un montón de cosas satánicas como animales embalsamados y vivía con cadáveres de mascotas".

"Es un perfil muy difícil de armar, pero evidentemente era consciente de todo esto, notándose al ver cómo mentía y hablaba ante la policía y los periodistas", añadió.

Para el perito forense, Gil Pereg "se sintió acorralado porque tenía muchas empresas que compró la madre en Israel, pero estafó gente y acumuló grandes deudas. Creo que cuando la madre y la tía le pidieron cuentas, evidentemente trató de disimular sus delitos y sintió que lo único que le quedaba era ultimarlas".

Así mismo, señaló que "cuando el asesino tiene que decidir matar a alguien de su propia familia, hay todo un perfilamiento diferente, o sea que hay una alta agresividad por parte de este individuo pero con un componente de cizaña y venganza".

En ese sentido, Cardini se refirió al empalamiento de los cuerpos con barras de hierro, acto perpetrado post mortem: "El agredir un cadáver después del fallecimiento ya tiene otras connotaciones psicológicas que las pericias seguramente tratarán de explicar. No vemos frecuentemente que en un femicidio haya un ensañamiento de estas características".

"Evidentemente (Gil Pereg) tiene características de psicópata, mitómano, con alta agresividad y que no tener ningún aprecio por nada, ni siquiera por su propia familia", reiteró.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?