El hombre que pintó todo el centro con dibujos retro (y lo seguirá haciendo)

Nickelodeon por todos lados. Imágenes de "Hey Arnold!", "Rugrats" y uno que otro personaje de Cartoon Network cubren paredes desde el Gran Mendoza hasta Las Cuevas y la firma siempre es la misma: ReSinFiltro. Kevin Suárez, el artista detrás de esta intervención que desde hace un año comenzó a transformar la provincia, dice que su intención es tocar el corazón de los nostálgicos y acercar el arte a todos. Mirá el video.

Avatar del Ignacio de Villafañe

Ignacio de Villafañe

"La gente no va a los museos, por eso pinto en la calle", dice Kevin Suárez (31), artista callejero por las tardes, mensajero por las mañanas. Kevin es el autor de cada uno de los grafitis que se observan desde Las Heras hasta Godoy Cruz y copan toda la ciudad con la firma de "ReSinFiltro" y obligan a los millennials a pensar en los dibujos animados de su infancia.

Amado por muchos -aunque odiado por algunos otros-, Kevin vacía sus latas de pintura sobre revisterías, gabinetes de Edemsa y pedazos de pared prestados para poner el arte al servicio de la nostalgia y crear una suerte de regreso a una infancia colectiva.

"Cuando dibujé el primero de estos personajes no sabía bien lo que estaba haciendo", recuerda Kevin Suárez. Ese primer personaje al que se refiere es "el Hombre Paloma", una extraña figura que apareció tan solo una vez en la serie noventera de Nickelodeon, "Hey Arnold!". "Tomé noción del efecto que tienen este tipo de dibujos con lo que me paso después -agrega Kevin- cuando subí una foto del grafiti a mi cuenta de Instagram y la gente empezó a reaccionar".

El "Hombre Paloma", sobre una pared de calle Colón (ciudad de mendoza).

En la calle la cara de Kevin es conocida gracias a su éxito en las redes sociales. En Instagram la cuenta de @resinfiltro suma más de 9.400 seguidores y a eso deberían agregarse los otros tantos que tiene el perfil de "Asfáltico", el otro proyecto (grupal) en el cual trabaja. Sin embargo, la fama de sus dibujos es más grande que su nombre y quienes lo encuentran en plena labor artística y aprovechan para saludarlo suele llamarlo "Resin" o "Sinfil" antes que "Kevin". Ni hablar de "Kevin Suárez".

La obra de Kevin es prolífica. Hoy no hay cuadra del centro mendocino que no tenga al menos un garabato suyo. Aún así esta faceta de su vida no es la que le permite pagar el alquiler. Él es artista solamente por las tardes -cuando no las noches-, y por las mañanas se gana el sueldo trabajando como mensajero. "Recién ahora estoy haciendo algo de plata con la venta de remeras", dice y explica: "Estoy pintando remeras con los personajes que dibujo en la calle para que la gente los lleve puestos".

Resinfiltros

El de las remeras es uno de los tantos planes con que "Resin" pretende continuar este proyecto. Y es que para que las paredes de Mendoza dejen de llenarse de dibujos retro a Kevin van a tener que frenarlo a la fuerza. "Ahora quiero dejar los personajes solos y empezar a pintar escenas, tipo memes", explica; también cuenta otro de sus nuevos entretenimientos es mezclar caracteres.

Mirá el video y conocé a Kevin Suárez (o Resin, o Sinfil), el artista de la nostalgia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?