El caso de la tuitera mendocina que deberá pagar por difamar a 5 alumnos por abuso

Tiene 20 años. Usó una cuenta para denunciar abusos sexuales.  Cinco jóvenes de una escuela de la UNCuyo -que resultaron escrachados-  fueron a la Justicia contra la tuitera.  La Cámara de Apelaciones Civil de la provincia ordenó que pagara más de 100 mil pesos. 

Redacción MDZ

Twitter

La Cámara de Apelaciones Civil de la provincia ordenó a una tuitera de 20 años pagar más de 100 mil pesos por haber creado un “hilo” en Twitter, en el que otras usuarias aprovecharon para realizar falsas denuncias por abuso sexual a alumnos de distintos colegios secundarios.

Todo comenzó cuando María Victoria Coria, una estudiante de derecho de 20 años, abrió en diciembre de 2018 un "hilo" en el que invitó a denunciar a abusadores sexuales.  En ese momento, la joven tenía 9 mil seguidores en la red social. Aparecía en esa red social  como @Tori_Coria. Y en esa cuenta fue que abrió un hilo en Twitter con el siguiente mensaje:  “Abro hilo con machos abusadores de Mendoza”. Y lo que se dio luego fue una larga serie de denuncias -con nombres y apellidos- de jóvenes, cuyos padres no tardaron en demandarla. "Lo hice en el marco de la lucha contra la violencia de género. Para ayudar a que las chicas denunciaran", fue lo que argumentó en su defensa ante la justicia.

Victoria no conocía a las alumnas que realizaron las denuncias. Tampoco a los denunciados. La única relación es que ella es estudiante de Derecho en la Universidad Nacional de Cuyo, institución de la que dependen los secundarios a los que asistían estos alumnos.

Padres de cinco alumnos no tardaron en denunciarla.  En tanto que ella se presentó a juicio el 26 de diciembre de 2018 “manifestando que borró el referido hilo de Twitter el 20 de diciembre de 2018, debido a que habría recibido amenazas para hacerlo, lo que fue objeto, dijo, de una denuncia penal”. Esto contribuyó para que en su momento el juez Darío Penisse considerara que como había sido borrado el hilo, el escrache no existía más. Consecuencia: entre otras medidas ordenó que Bárbara Peñaloza, abogada de los jóvenes, se encargara de realizar periódicos informes sobre sus clientes durante un año. 

La cosa no quedó allí El fallo fue apelado y esta semana los camaristas Gustavo Colotto, Sebastián Márquez y Claudia Ambrosini, si bien dictaminaron el caso abstracto,  finalmente la tuitera es quien deberá pagar los honorarios de los abogados -tanto de la defensa como de la querella- lo que totaliza una suma que supera los 100.000 pesos. Este caso, por su particularidad, fue noticia en los principales medios del país y pone en consideración el efecto de las falsas denuncias, en este caso, a través del uso de las redes sociales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?