Cruenta protesta en el Congreso: tiraron sangre para pedir por la Ley de Maltrato Animal

Manifestantes a favor de los derechos de los animales vertieron varios litros de sangre artificial en la esquina de Entre Ríos y Rivadavia.

Redacción MDZ

Los activistas vertieron sangre artificial.

Télam

Decenas de militantes ambientalistas y proteccionistas se manifestaron ayer frente al Congreso Nacional y vertieron varios litros de sangre artificial en la esquina de Entre Ríos y Rivadavia, en rechazo al dictamen de la cámara de Diputados que propone modificaciones en la Ley de Maltrato Animal.

Los manifestantes colgaron afiches y pancartas en la reja del Congreso en las que denunciaban lo que consideran distintas formas de explotación animal, como los festivales de doma, las carreras de galgos, la experimentación en laboratorios o los espectáculos en circos y acuarios.

Las organizaciones que participaron del reclamo rechazan el dictamen aprobado por la cámara de Diputados para modificar la Ley 14.346 que entre otros puntos modera la figura de maltrato sujetándola a la interpretación de la “autoridad competente” en cada caso.

Malala Fontán, integrante de “Sin Zoo” y “Comunidad Animalista Argentina” dijo a Télam: “estamos acá con representantes de 180 organizaciones de todo el país para defender a nuestra querida Ley 14.346 ante un dictamen de reforma que salió de la cámara de diputados que tira por tierra la protección de los animales”.

Agregó que “hay muchos intereses económicos que rodean a muchas industrias que tienen que ver con los animales y también hay muchos intereses de la corporación veterinaria que está metida en la redacción del dictamen porque defiende sus intereses económicos”.

Fontán ejemplificó: “este nuevo dictamen permite que se mate de hambre y de sed a un animal si una autoridad competente lo permite y esa es una locura porque la ley en su texto original precisa que se considera un acto de maltrato que una persona no de de comer y beber en cantidades suficientes a un animal”.

Gerardo, integrante del grupo “Alma” que rescata caballos de los carros que tiran en las calles del Área Metropolitana de Buenos Aires, contó a Télam: “a mí me toca con el tema de los caballos ver como les ponen hasta alambres de púas, no les importan porque no los pagan ya que son todos animales cuatrereados”.

“A veces, atrás del caballo cuando se le saca el apero se empieza a ver una historia de maltrato, el botellero de hace 40 años ya no existe y hoy son personas marginales que no saben tratar ni a su familia ni a sus caballos y esos maltratos de replican”, afirmó.

El dirigente proteccionista cuestionó: “cuántas veces la policía para a esas personas que van con tres chiquitos arriba del carro? Nunca, no los para ni por el maltrato animal ni por la explotación infantil”.

“El estado tiene que impulsar el desarrollo de cooperativas de recicladores para que dejen de usar caballos y encuentren alternativas sustentables que no afecten a los animales”, finalizó.

Más de 180 organizaciones ambientalistas y proteccionistas de toda Argentina adhirieron al acto en el que los presentes vertieron sangre artificial frente al Congreso para representar a la sangre derramada por la reforma que proponen desde la Cámara de Diputados de la ley de maltrato animal vigente desde el año 1954 tras el dictamen que firmaron.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?