Tras la polémica, convocan a un desagravio público a la Virgen de La Carrodilla

A través de las redes sociales, un grupo de devotos de las tradiciones locales propone no quedarse de "brazos cruzados" frente a lo que ocurrió en el carrusel vendimial y proponen "desagraviar a la Patrona de nuestros viñedos". El encuentro será este sábado a las 18 en Peatonal y Avenida San Martín.  

redacción mdz

Virgen de la Carrodilla

Pachy Reynoso/MDZ

Tras la polémica que tuvo como marco el reciente Carrusel vendimial, donde por primera vez en la historia de esta celebración la Virgen de la Carrodilla no abrió el paso de los carros sino que terminó cerrándolo cuando ya no había mucho público ni autoridades en el palco, crece en las redes sociales una convocatoria muy particular.

Con la consigna "Si te dolió lo que ocurrió en esta vendimia con la Virgen de La Carrodilla, no nos quedemos con los brazos cruzados", los organizadores invitan a congregarse este sábado desde las 18.

"Nos reunimos en Peatonal Garibaldi y San Martín junto a la Virgen de la Carrodilla para desagraviar el atropello que junto a las agrupaciones gauchas sufrió en esta Vendimia", proponen en el comunicado, a la vez que advierten -para que quede claro el objetivo de la convocatoria- que "esta manifestación es netamente pacífica, sin intenciones políticas, sólo darle a la Virgen de La Carrodilla, Patrona de nuestros viñedos, el lugar que se merece".

Finalmente, apelan al fervor tradicionalista arengando: "No dejemos que destruyan nuestras raíces culturales y unámonos para defender nuestra cultura".

Política al trote

Aunque la movida no tenga un objetivo político, la política sí se metió en el debate. Desde un principio, quien más fogoneó la polémica fue el diputado nacional de Protectora, José Luis Ramón. Incluso le envió una carta personal al gobernador Alfredo Cornejo donde le solicita "quiera tener a bien retractarse públicamente, ante el desaire y falta de respeto, con el que se llevó adelante el Carrusel de nuestra Vendimia 2019, y la renuncia de los funcionarios a cargo de la organización".

El diputado ramón fue parte del grupo de gauchos que denunció haber sido marginado en el festejo vendimial. 

Posteriormente, su alfil en la legislatura local, Mario Vadillo, propuso formalmente que sea el propio secretario de Cultura, Diego Gareca, quien asista a la Legislatura para explicar el “desaire” a la Virgen de La Carrodilla. 

El titular de Cultura recogió el guante y contestó a través de los medios: "La de la Federación Gaucha fue una suerte de extorsión. Dijeron: 'Si nosotros no vamos adelante, la Virgen tampoco'. Ellos decidieron que la Virgen vaya atrás, no fuimos nosotros. Fue una decisión bastante violenta, así se comportaron no solamente conmigo sino con otras personas del equipo. Hubo muchos gritos e insultos y prepotencia. Me acerqué a charlar con ellos, explicarles la organización y respondieron eso".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?