Conocé algunos de los exoplanetas más extremos

Los científicos que demostraron que el Sol no es la única estrella con un sistema planetario fueron galardonados hoy con el Nobel de física. Conocé qué son los exoplanetas, y algunos de los conocidos con los climas más extremos.

Redacción MDZ

Imagen ilustrativa.

Un planeta extrasolar o exoplaneta es un planeta que orbita una estrella diferente al Sol y que, por lo tanto, no pertenece al sistema solar, según se explica en Wikipedia. Hoy, los astrofísicos suizos Michel Mayor y Didier Queloz, quienes demostraron que estos cuerpos existían, fueron galardonados con el Nobel.

Algunos de estos planetas tienen climas extremos que son imposibles de ver en la Tierra. Te mostramos algunos.

HD189733b, el planeta de los huracanes

El HD189733b, de color azul profundo y en esta imagen eclipsado por su estrella, es un candidato al título de planeta con el clima más extremo.

De un azul profundo, se ubica a unos 63 años luz de la Tierra, y es candidato al título de planeta con el clima más extremo conocido.

Puede verse hermoso, pero sus condiciones climáticas son catastróficamente horribles.

Con vientos de 8.000 kilómetros por hora (los más fuertes registrados en la Tierra están a poco más de 400 km/h) también está 20 veces más cerca de su sol que nosotros, con una temperatura atmosférica de 1.600°C, la misma de la lava fundida.

"Aquí, las rocas en nuestro planeta serían líquidos o gaseosos", cuenta el especialista en exoplanetas Tom Louden.

WASP-121b, un infierno

Es la primera vez que se detecta un planeta tan caliente que sus metales pesados se evaporan y escapan hacia el espacio.

La atmósfera de este planeta es tan caliente que el hierro y el magnesio se evaporan y escapan de su atracción gravitacional.

Un equipo internacional de astrónomos reveló el primer caso de un planeta cuya temperatura es tan alta que los metales pesados escapan hacia el espacio.

La intensa atracción gravitacional de la estrella que orbita hace además que este exoplaneta, llamado WASP-121b, no tenga forma de esfera sino similar a "una pelota de fútbol americano", de acuerdo a los investigadores.

Se trata de la primera evidencia conocida de gases de metales pesados que salen de un "Júpiter caliente", un término usado para describir a los exoplanetas gaseosos grandes que orbitan muy cerca de sus estrellas anfitrionas.

K2-18b, un gigante posiblemente habitable

Hasta un 50% de la atmósfera de K2-18b podría estar compuesta de agua.

La particularidad de K2-18b es que fue el primer exoplaneta en el que se detectó agua. "Esta es la primera vez que detectamos agua en un planeta ubicado en una zona habitable donde la temperatura es potencialmente compatible con la presencia de vida", dice Giovanna Tinetti, profesora del University College London (UCL), tras su hallazgo.

K2-18b está a 111 años luz, unos 1.000 billones de kilómetros desde la Tierra.

Eso es demasiado lejos para enviar una sonda, así que la única opción es esperar a que se lance la nueva generación de telescopios espaciales en la próxima década y buscar gases en la atmósfera del planeta que solo puedan ser producidos por organismos vivos.

Los modelos computacionales mostraron que hasta un 50% de su atmósfera podría ser agua.

El planeta tiene poco más del doble del tamaño de la Tierra y una temperatura lo suficientemente fría como para tener agua líquida, entre cero y 40 °C.

HR8799e y sus tormentas de hierro

El exoplaneta fue descubierto en 2010 orbitando la estrella joven HR8799, en la constelación de Pegaso.

El exoplaneta HR8799e se encuentra a unos 129 años luz de la Tierra.

Y es muy joven. Con sólo 30 millones años de edad, este exoplaneta bebé es lo suficientemente joven como para ayudar a los científicos a comprender la formación de planetas y sistemas planetarios, señaló en un comunicado el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés).

Se trata además de lo que se conoce como un "Super júpiter", un tipo de mundo más masivo y mucho más joven que cualquier planeta de nuestro Sistema Solar.

El exoplaneta fue descubierto en 2010 orbitando la estrella joven HR8799, en la constelación de Pegaso, pero ahora fue posible estudiarlo en detalle.

El equipo descubrió que la atmósfera contiene además nubes de polvo de hierro y silicatos.

Esto, combinado con el exceso de monóxido de carbono, sugiere que la atmósfera de HR8799e está inmersa en una tormenta vasta y violenta, según ESO.

Con información de BBC Mundo

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?