Confusas declaraciones de un conocido cirujano sobre los nacimientos en Mendoza

El reconocido cirujano Juan Carlos Parodi declaró a un medio nacional que en Mendoza "el 80% de los bebés recién nacidos en asentamientos tiene resto de cocaína en la sangre", citando como fuente unos datos brindados por una ex funcionaria provincial que, en realidad, se referían a la ex Casa Cuna.

redacción mdz

Juan Carlos Parodi

archivo

El reconocido cirujano Juan Carlos Parodi declaró a un medio nacional que en Mendoza "el 80% de los bebés recién nacidos en asentamientos tiene resto de cocaína en la sangre", citando como fuente unos datos brindados por una ex funcionaria provincial que, en realidad, se referían a la ex Casa Cuna.

En una entrevista publicada por Infobae, Parodi expresó su preocupación por la mayor cantidad de chicos que están en condición de vulnerabilidad y son víctimas de la adicción a las drogas.

"Viví muchos años fuera del país y no dejan de asombrarme las cosas que están pasando acá. En Mendoza, el 80% de los bebés recién nacidos en asentamientos tiene resto de cocaína en la sangre. Desarrollan el síndrome de abstinencia, lo que origina convulsiones", dijo.

"Está todo documentado en Google. Lo pueden encontrar ahí. Los bebés nacen en asentamientos y presentan los hábitos del drogadicto. Son restos porque posiblemente sus madres consuman paco. Esto pasa a través de la placenta al feto y allí lo reciben. Nacen con un daño irreparable. Si ese número es en Mendoza no me quiero imaginar en Buenos Aires", agregó el médico.

​Parodi citó como fuente unas declaraciones vertidas en su momento por la ex subsecretaria de Desarrollo Social de Mendoza y actual diputada provincial Marcela Fernández. Sin embargo, los dichos que atribuyó el afamado cirujano a la ex funcionaria son en realidad dos informaciones que, si bien están profundamente relacionadas, deben leerse con detenimiento.

Fernández declaró a la prensa en mayo pasado que el 80% de los bebés menores de un año que ingresaban a la entonces Casa Cuna presentaban restos de cocaína en sangre, debido especialmente al consumo de este estupefaciente por parte de las madres. "Nosotros podemos decir que la mayoría de los chicos llega con cocaína en sangre, con este valor que nos hace poner a todos en alerta porque comienza un período realmente muy complejo para las operadoras de la Casa Cuna", explicó la entonces subsecretaria en Canal 9.

A su vez  mencionó que, en 2017 y solo en el Hospital Lagomaggiore, nacieron 160 bebés con sustancias tóxicas en sangre, muchos de ellos en contexto de vulnerabilidad. Estas cifras fueron corroboradas en su momento por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, que alertaba sobre el crecimiento de estos casos y la necesidad de aplicar políticas que frenen estas situaciones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?