Cómo será el cuerpo humano en el año 3000 por el abuso de la tecnología

Cómo será el cuerpo humano en el año 3000 por el abuso de la tecnología

El portal TollFreeForwarding creó a Mindy, una persona del año 3000 que representa cómo se vería la especie humana en diez siglos en caso que la tecnología continúa como en la actualidad: encorvada, de cuello corto, con cerebro más pequeño y las manos en garra.

Los avances en materia tecnológica y de telecomunicaciones están cambiando nuestra forma de vida, obligándonos a adoptar nuevas posturas y exponiéndonos a diversas consecuencias, ya sean palpables o no, como dolores y modificaciones en la postura.

De hecho, recientemente una investigación científica demostró que algunos seres humanos están desarrollando una extraña protuberancia occipital externa entre el cuello y el cráneo, debido a la posición que adquiere la cabeza al bajar la vista para mirar la pantalla del celular.

Es por ello que algunos se aventuran a imaginar cómo será el cuerpo humano en el futuro. El portal TollFreeForwarding creó a Mindy, una persona del año 3000 que representa cómo se vería la especie humana en diez siglos en caso que la tecnología continúa como en la actualidad: encorvada, de cuello corto, con cerebro más pequeño y las manos en garra.

.

Al estar en una mala posición, se generan alteraciones en la columna cervical provocando inestabilidad y rigidez en algunas zonas de la espalda, que además se arquea hacia delante. Además, la falta de creatividad y sedentarismo no ayudan al desarrollo muscular del cuerpo.

Según algunos estudios, el promedio de uso de las aplicaciones de mensajería instantánea es entre dos y cuatro horas, dando lugar al llamado “cuello de Whatsapp”, también conocido como cuello técnico, que provoca dolor debajo de la nuca y en la cervical.

.

Mindy, entonces, se muestra con la espalda y el cuello en una posición que se adentra en su pecho. Y mandar mensajes de texto también afecta al cuerpo. Si uno observa los brazos y las manos de Mindy de cerca, se ven cambios: la mano como garra, resultado de agarrar el smartphone por un período significativo de tiempo. También se puede ver el codo, doblado en 90 grados, también llamado "codo smartphone".

El cráneo más denso, como lo describieron los expertos que realizaron la imagen en 3D, es un resultado de algunos estudios recientes que preocupan a la comunidad científica sobre los posibles efectos de la radiación por radiofrecuencias que emiten los celulares y que pueden causar serias implicaciones para la salud cuando el cerebro queda expuesto a ellas.

.

Un segundo párpado es quizás el cambio más extraño que se nota en Mindy. Investigaciones apuntan a que mirar pantallas por mucho tiempo causa dolores de cabeza, desgaste en los ojos e incluso ceguera, según citó el portal Infobae. Kasun Ratnayake, de la Universidad de Toledo, sugirió un cambio evolutivo radical que puede minimizar la cantidad de daño en nuestros ojos: "Los humanos podrían desarrollar un segundo párpado para prevenir la exposición a luz excesiva, o el lente del ojo podría evolucionar para bloquear la luz azul".

.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?