¿Cómo se gobierna la economía de la información?

Carlos Dionisio Aguirre, actual vicepresidente de ADIAR, la Asociación Derecho Informático de Argentina, en su rol de docente de la Diplomatura en Derecho Digital y Estado 4.0 que se realiza en la Universidad Champagnat, nos comparte algunas reflexiones.

MDZol Comercial

Carlos Aguirre

Hace 25 años se realizaba la primera conexión digital a Internet en Argentina, ya que fue en abril de aquel lejano-cercano año cuando las universidades argentinas se conectaron a través de un enlace digital. Este hito se produjo en el Pabellón I de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, específicamente, en la sede del Centro de Comunicación Científica. Un año después, en 1995 se habilitó las conexiones digitales a Internet a nivel comercial.

Hoy Internet está considerado como un recurso crítico que debe ser estudiado y desarrollado con los aportes de distintas disciplinas, superando la mirada inicial técnica. Y para argumentar esta afirmación, Carlos Dionisio Aguirre, abogado, fundador y actual director internacional de AGEIA -Asociación Grupo de Estudios e Investigación Académica en Derecho, Economía y Negocios en la Sociedad de la Información, nos adelanta parte del módulo que dictará el próximo 31 en la diplomatura.

“¿Qué haríamos sin Internet? Esta es la respuesta a esa pregunta. Sin Internet hoy no funciona nada. Creo que la frase que más pánico causa a todo el mundo hoy es “se me cayó el sistema” y si ese sistema está conectado a Internet, peor”, comenta Aguirre, quien entre otras labores es también profesor de Economía y de Economía y Derecho en Internet en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba.

“Hoy el ciento por ciento de los pasajes aéreos se venden por Internet, hoy el ciento por ciento de los nombres de dominios se venden por comercio electrónico, o sea por Internet, lo mismo podría decir de la totalidad de las transacciones bancarias. Y así, podríamos seguir con varios ejemplos. Es decir, el desarrollo de nuestro país está ligado a cómo crezca esta infraestructura en tecnología. Esta nueva economía tiene límites y parámetros que están sujetas a las regulaciones. Y aquí en donde entra en juego la Gobernanza de Internet”, expresó Aguirre.

La Internet Society expresa en sus documentos base que Internet es un sistema técnico, una infraestructura de comunicaciones que permite la interconexión de redes en todo el mundo. Sin embargo, en las últimas dos décadas, Internet se ha convertido en mucho más que una tecnología. Con alrededor de 4 mil millones de personas en línea hoy en día, Internet es ahora una parte integral del tejido social y económico de muchas comunidades en todo el mundo.

Respecto al enfoque de la denominada economía digital Aguirre nos comenta: “Al hablar de la modificación en los factores de la producción tradicionales, me atrevo a sostener algo que vengo pregonando hace tiempo, y esto es que la estructura de la vieja economía, tripartita se ha visto superada, en virtud de la nueva sociedad de la información. Hoy debemos hablar de una estructura más amplia, a raíz del surgimiento de un nuevo factor de producción, el cual considero como eje que impulsa a toda producción, hoy me refiero a la información. La información es el nuevo factor de la producción, elemento definido como “dato con sentido”.

Aguirre es un referente en el país dentro de los debates que se plantean en el Foro de Gobernanza de Internet, y este especialista nos explica la importancia de que los análisis y las legislaciones se construyan de manera interdisciplinaria. “No se está logrando la colaboración entre disciplinas, porque los que avanzan con la tecnología son los informáticos pero no saben nada de derecho, y los que saben de derecho no saben de informática y entonces estamos en esa grieta que necesitamos solucionarla, cerrarla”, afirma.

Esta nueva trama que recorre el planeta a través de la red de redes, requiere nuevas formas de regulación según entiende Aguirre, quien agrega: “Internet rompe todas las barreras y las fronteras. Internet está presente en todos los ámbitos de nuestra vida. Entonces, tenemos que lograr legislaciones globales, armónicas, universales, que permitan el combate de delitos informáticos, la capacitación del usuario a nivel global y brinden las herramientas para construir algo mejor. Flexible, por esta misma característica de Internet que es que genera nuevos hechos y actos jurídicos permanentemente y entonces, cuando tenemos una situación nueva le tenemos que encontrar una solución. Debemos lograr que el derecho no sea estático, es decir, nosotros tenemos un sistema de creación de leyes, que es muy rígido y tenemos que hacer que la ley marco sea un principio, un concepto pero que después en la regulación de la reglamentación podamos tener esa flexibilidad para adecuarnos a los cambios”.

Como cierre. Aguirre nos ilustra con una frase del sociólogo Armand Mattelart quien sostiene: “La información es al mismo tiempo, cemento de la integración social y materia prima en la producción de bienes y servicios”.

Datos económicos de esta gobernanza

Para graficar la realidad de nuestro país respecto al uso de Internet y de cómo configura nuestras vidas, según el último reporte del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INDEC), en el cuarto trimestre de 2018, se registraron 7.462.305 accesos a Internet fijos. Esto significó 1,9% de aumento respecto al cuarto trimestre de 2017. Por otro lado, los accesos fijos residenciales crecieron 2,3%, alcanzaron los 6.916.958, y los accesos fijos de organizaciones sumaron 545.347, con una caída de 3,4%. En cuanto a los accesos a Internet móviles, en el trimestre bajo análisis, se contabilizaron 31.205.771 accesos, lo que implicó una caída de 0,6% respecto al mismo trimestre del año anterior. Los accesos móviles residenciales cayeron 1,3% y alcanzaron los 27.859.651; los correspondientes a organizaciones sumaron 3.346.120 y acumularon un alza de 5,2%.

Por otro lado, el tráfico de Internet en Argentina creció un 41% durante el último año, alcanzando un promedio de 480 GBPS en el mes de abril. El dato fue confirmado la semana pasada en el marco del encuentro anual de la comunidad de Internet de Argentina, realizado por la Cámara Argentina de Internet (CABASE).

Con el consumo de vídeo y contenidos multimedia creciendo en todo el mundo de la mano de aplicaciones sociales de streaming en vivo, películas y series a la carta, juegos en línea y otros servicios, el tráfico en las redes crece en forma sostenida año a año, haciendo que la infraestructura de Internet se convierta en un recurso crítico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?