Chofer le salvó la vida a un bebé en Santa Rosa

Chofer le salvó la vida a un bebé en Santa Rosa

Un colectivero que cubría el trayecto La Paz - Mendoza, servido por la empresa Dicetours, auxilió a un bebé de ocho meses que sufría una obstrucción respiratoria, llevándolo al hospital de Santa Rosa.

En un acto de valentía y solidaridad, un colectivero le salvó la vida a un bebé de ocho meses al trasladarlo rápidamente a un hospital, en Santa Rosa.

Ocurrió el viernes pasado, en las primeras horas de la tarde, cuando un micro de la empresa Dicetours que cubría el trayecto La Paz - Mendoza al mando de Julio Ochoas, arribó a la localidad de Las Catitas, donde se subió una adolescente con un bebé de ocho meses, que estaba dormido pero no respiraba bien.

“Llorando y muy asustada, la chica le dijo al chofer que su bebé estaba sufriendo problemas de respiración, y le pidió ayuda”, contó a MDZ María Anabella Díaz, estudiante de enfermería y una de las pasajeras que viajaba en la unidad.

Ante la situación, Ochoas actuó rápidamente y se comunicó con el Hospital Fernando Arenas Raffo, de Santa Rosa, donde explicó lo ocurrido y anunció que entraría con el colectivo hasta la guardia. A su vez, le pidió a Díaz y otra estudiante de enfermería que contuvieran a la joven madre y vigilaran al niño. “Julio estaba sumamente nervioso y la chica, que no tendría más de 17 años, lloraba muchísimo, por lo que la tranquilizamos y, a la vez, controlamos al bebé”.

“El chofer no subió más gente y comunicó a los demás pasajeros que iba al hospital. Nadie se quejó”, añadió la estudiante.

Julio Ochoas

En menos de media hora, el micro llegó a la guardia del Arenas Raffo, donde una enfermera y un médico recibieron al niño para atenderlo. Ochoas aguardó unos veinte minutos hasta que le informaron que habían estabilizado al niño, quien sufrió un cuadro de bronquitis obstructiva. Más tranquilo, continuó su viaje hasta la terminal de Mendoza, donde llegó con retraso.

Según Díaz, esa tardanza le significó una reprimenda por parte de los encargados de la empresa de transporte, “Al chofer no le creyeron que había parado el colectivo en el hospital y lo suspendieron, pero después lo restituyeron en su trabajo porque le conseguimos un papel en el hospital que certificaba su presencia en la guardia”.

“Tuvo un muy buen gesto, si no hubiera actuado rápido quizás el niño perdía a vida”, destacó la estudiante.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?