Cannabis medicinal: aún no hay evidencia suficiente para prescribirlo como analgésico

Si bien tiene un "enorme potencial", desde la Sociedad Argentina de Medicina consideran que todavía hay poca información y no se lo puede prescribir en tratamientos del dolor.

Redacción MDZ

Cannabis medicinal: no hay evidencias como para prescribirlo como analgésico

Metro Ecuador

El cannabis medicinal tiene un "enorme potencial" pero todavía no hay evidencia suficiente para indicarlo en tratamientos del dolor, donde los "analgésicos de primera línea son los opioides", dijo Ariel Cherro, jefe del Consejo de Cuidados Paliativos de la Sociedad Argentina de Medicina.  

"Los cannabinoides no son analgésicos de primera línea en cuidados paliativos. El pilar del tratamiento siguen siendo los opioides como la morfina, la metadona y la oxicodona", dijo Cherro al participar de un encuentro en el Instituto Nacional del Cáncer (INC).

Cherro y otros profesionales médicos se reunieron esta semana en el INC en vísperas del Día Mundial de los Cuidados Paliativos (CP), que es el 12 de octubre, según lo estableció la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los cannabinoides tienen un "enorme potencial de desarrollo" porque son un "gran regulador de funciones fisiológicas y corrigen situaciones patológicas", afirmó Cherro, y luego explicó en qué consiste el sistema endocannabinoide (SE) del organismo humano.

El SE está compuesto por múltiples receptores y por cannabinoides endógenos, que son sustancias generadas por nuestro cuerpo que actúan sobre esos receptores y modulan múltiples sistemas del organismo: la transmisión neuronal, la masa ósea y funciones intestinales y endócrinas.

Debido a esa "presencia en el organismo, el SE tiene un gran potencial para aliviar síntomas o corregir ciertas patologías, pero tenemos muy poca información para usarlo".

Un tema que no se enseña

En Argentina los médicos no están autorizados por la Secretaría de Salud a prescribir cannabinoides, y aunque la ley de cannabis medicinal se reglamentó parcialmente, pueden indicarlo solo a pacientes con epilepsia refractaria, "que no es el ámbito de los CP", comentó Cherro.

"Las expectativas sobre el cannabis medicinal son enormes, en los medios se replican muchas experiencias positivas y esto hace que los pacientes lo busquen por su cuenta, pero los profesionales de la salud formados en el tema son muy pocos. Esto no se enseña en la universidad", se lamentó.

El acceso a los CP en Argentina es muy bajo: menos del 10% en pacientes con cáncer y menos del 5% considerando el resto de las patologías.

"El cannabis se consigue a la vuelta de la esquina, el paciente viene al consultorio con el frasquito", comentó el especialista, y agregó que en esos casos, "lo ideal es analizar esa sustancia en los centros de referencia".

El análisis de la sustancia sirve para saber qué componentes tiene y en qué dosis, descartar la presencia de microorganismos como hongos o bacterias, que suelen estar en la planta y afectan a las personas inmunosuprimidas, y de pesticidas y metales pesados, que suelen estar presentes en los cultivos.

Las universidades nacionales de Buenos Aires, La Plata y Rosario, entre otras, cuentan con laboratorios donde se analiza el aceite de cannabis, pero no siempre tienen reactivos disponibles porque su importación no está regulada.

Además, los pacientes deben pagar los análisis que, idealmente, hay que hacer a cada frasco que consumen.

"Está instalada la idea de que 'como es natural, mal no me va a hacer', y no es tan así", comentó el especialista, y advirtió que el cannabis posee efectos adversos entre los que figuran la arritmia, taquicardia, ansiedad y confusión.

Para Cherro, los pacientes con mayor riesgo de tener efectos adversos al recibir cannabinoides son "los que tienen deterioro cognitivo, con cardiopatías, con antecedentes psiquiátricos y los anticoagulados".

El médico detalló que los pacientes que más "pueden beneficiarse" con el uso cannabinoide son "quienes tienen una enfermedad estable o un dolor de intensidad estable a lo largo del tiempo o relacionado con el sistema nervioso".

También aquellos "con depresión, ansiedad o insomnio, quienes están bajo un tratamiento oncológico eficaz y, muy ocasionalmente, personas que no responden a los opioides".

El encuentro donde Ariel Cherro advirtió sobre la falta de evidencia científica para prescribir cannabinoides se realizó pocos días después de la primera Expo Cannabis Argentina, que tuvo lugar en la Sociedad Rural de Buenos Aires, entre el 4 y el 6 de octubre.

El organizador de la exposición y director de la revista THC, Sebastián Basalo, dijo al abrir el evento en la Sociedad Rural que "la planta de cannabis tiene propiedades medicinales que ayudan a un montón de personas a tener una mejor calidad de vida, una vida más digna. Para muestra basta la realidad", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?