Basta de peleas: UNO aclaró algunas dudas del juego

Lo hizo a través de su cuenta oficial de Twitter luego de las interminables consultas que detectó sobre el tema desde su creación. Hasta entonces, siempre había sido un misterio.

redacción mdz

Juego Uno

Fue fuente de discusiones inagotables desde su creación. Una regla que durante años quedó siempre a libre interpretación de los jugadores. Ahora Mattel, la empresa norteamericana que en 1992 compró los derechos del popular juego UNO, decidió poner fin a la confusión y terminar de una vez por todas con la polémica.

Para hacer historia, este juego de cartas que hoy es considerado uno de los más populares de su especie alrededor del mundo, existe desde hace más de tres décadas. Su creador fue un hombre de Ohio, EE.UU., llamado Merle Robbins, que registró su invento en el año 1971.

Sin embargo, a pesar del tiempo que este juego lleva en los hogares de casi todos los países alrededor del globo, todavía hay dudas respecto sus reglas. Ahora una de ellas, quizá la que más discordia generó siempre, fue oficial y terminantemente resuelta.

Por medio de su cuenta oficial de Twitter la empresa Mattel, propietaria de los derechos del juego, aclaró cómo deben utilizarse las cartas "+2", que obligan al jugador que sigue en la ronda a tomar dos cartas del mazo, cuando previamente otro jugador arroja una carta "+4", que no solamente obliga al jugador siguiente a tomar cuatro cartas sino que también permite a quien la juega cambiar el color de la ronda.

"Si alguien pone una carta de +4, debes sacar cuatro cartas y tu turno se omite. No puedes poner un +2 para hacer que la siguiente persona saque seis. Sabemos que lo intentaste", escribió UNO en la red social.

Pero las revelaciones no terminaron ahí. El tuit de UNO generó tal revuelo en las redes que al poco tiempo muchos usuarios comenzaron a consultar por dudas que cargaban desde hace tiempo. "¿Puedo agregar un +4 a otro +4?", preguntó un usuario. "¿Se puede sumar un tomá 2 a otro tomá 2?", agregó otro. La respuesta oficial a todas estas dudas fue siempre la misma: "no". La seguidilla de negativas llamó tanto la atención y despertó de tal modo el descontento de los seguidores de Mattel que muchos bromearon con que a partir de ahora el juego no se llamará más "UNO" sino sencillamente "NO".

Pero, sin más vueltas, el misterio por fin está resuelto: las cartas de "+2" y "+4" no pueden sumarse de ningún modo, sin importar qué combinación se haga. Eso al menos según lo que indica Mattel. Luego cada quien sabrá si adherir o no al principio general de "mi casa, mis reglas". De eso siempre se trata.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?