A 8 meses del incendio, el cerro Arco comienza a recuperarse

Los estudios científicos interdisciplinarios concluyeron que en la zona se observa una “recolonización incipiente” con mayor presencia de animales exóticos y domésticos. Elevaron recomendaciones para acelerar el proceso de regeneración.

Redacción MDZ

la zona empieza a recuperarse luego del desastre.

ALF PONCE/MDZ

A 8 meses del voraz incendio que afectó la zona, el cerro Arco muestra indicios de recuperación, según lo indicó en sus conclusiones el equipo científico multidisciplinario que trabajó en el análisis del piedemonte a pedido de la secretaría de Ambiente provincial.

En la conclusión del diagnóstico se resaltó la detección de especies sensibles, indiferentes y especies beneficiadas por el fuego. Además, se hizo hincapié en que las tareas de restauración debería focalizar en las especies dominantes sensibles como la jarilla, jarilla macho, algarrobo, pichanilla y molle y el palo amarillo como especie importante en la recuperación luego del fuego. 

En cuanto al estado de la fauna, se evidencia un proceso de recolonización incipiente, se observa mayor actividad de especies animales nativas en sitios no quemados y de exótico y domésticos en zonas quemadas. Se recomienda proteger el rebrote de las especies arbustivas para acelerar la recuperación de la vegetación.

El trabajo científico

La secretaría de Ambiente, a través de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, recibió de la Fundación Cricyt el Diagnóstico del Estado Ecológico actual de los sistemas del Cerro Arco y Gateado después de los incendios de setiembre de 2018. El informe es la primera etapa para la elaboración del Plan Maestro de Restauración Ecológica.

Estos trabajos se realizaron con un equipo interdisciplinario conformado por investigadores del Conicet Mendoza, la Universidad Nacional de Cuyo, el Instituto Nacional del Agua y el apoyo de alumnos avanzados de Ingeniería en Recursos Naturales, todos ellos coordinados por la Fundación Cricyt.

El secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, destacó la importancia de la cooperación del gobierno provincial con el sector científico en pos de la restauración y conservación de nuestra fauna y flora autóctona.

así se veía el fuego en los cerros.

Los objetivos de este trabajo de campo son: delimitar y especializar las áreas afectadas por los incendios ocurridos entre el 21 y 27 de septiembre de 2018; generar cartografía base del área, en vistas al cumplimiento de las futuras etapas del proyecto; generar información base para la selección de parcelas de evaluación y monitoreo de la vegetación y la fauna; establecer una línea de base a detalle de las parcelas evaluadas por el equipo de Ecología general, en vistas a su futuro monitoreo y generar información fotogramétrica a detalle –DEM, DSM, curvas de nivel, ortomosaicos– para contribuir al grupo de Erosión y previsión de aluviones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?