Ya son más de 2.200 los evacuados por las inundaciones

Las provincias de Chaco, Corrientes y Santa Fe son las más afectadas por las contingencias climáticas. Los pronósticos no son alentadores y se prevé que el clima no dará tregua durante toda la semana. En algunas zonas las precipitaciones acumuladas superan el promedio anual. Los productores reclaman por obras que eviten que estas situaciones se repitan.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Ya son más de 2.200 los evacuados por las inundaciones

La situación en el litoral del país y en el norte de Santa Fe es cada vez más complicada a raíz de las inundaciones. Según datos de la Cruz Roja Argentina, ya son 2.200 los evacuados en las provincias más afectadas: 1300 en Chaco, 700 en Corrientes y 200 en Santa Fe.

En el norte de Santa Fe, las precipitaciones acumuladas en enero ya alcanzaron los 400 milímetros y, en el último mes llovió, en algunas zonas, lo que llueve en todo un año.

En este sentido, los pronósticos no son muy alentadores y el clima no da tregua. Según el informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario, habrá lluvias de variada intensidad sobre la mayor parte de la zona núcleo durante toda la semana. Las lluvias más significativas tendrán como epicentro el noreste de Buenos Aires, con acumulados que superarían los 100 milímetros. También habrá importantes lluvias en el centro y norte del país.

noticia_f679ec3a-1801-11e9-b308-0ef48ab09a3e

Mirella Bien, productora agropecuaria de la Comuna San Bernardo, en el Departamento santafesino de 9 de julio, comentó que en su zona llovió hasta 800 milímetros y desde hace 20 días el panorama es muy complicado.

Además, sostuvo que faltan obras y que se hizo un embalse que acumuló casi 400 milímetros. "El camino de norte a sur retiene el agua y las alcantarillas están tapadas. Hace 17 días estamos con 70 centímetros de agua. Perdimos todo. Yo tengo bajo agua 350 hectáreas de algodón, 30 hectáreas de alfalfa y 80 hectáreas de melilotus", se lamentó.

Rubén Paizal es productor de la localidad de Hermoso Campo, a 100 kilómetros de Villa Angela, en la provincia de Chaco. Desde 1964 trabaja en el campo. En diálogo con el portal Infobae comentó que la situación es "bastante grave y caótica", a lo que agregó: "Esta situación yo ya la viví en otro momento. Este año, en un campo donde alquilamos 100 hectáreas, apostamos al girasol, y hoy lo tenemos en gran parte bajo agua. No tuvimos tiempo para cosecharlo".

En Santiago del Estero el panorama también es complicado. Gustavo Sequeiro, pequeño productor de 25 hectáreas de Colonia El Simbolar, en el departamento de Robles, dijo: "Entre diciembre y enero llovieron unos 480 milímetros, nunca vi llover de esta manera en esta zona. Con las lluvias de noviembre y diciembre perdimos la producción de sandías, y ahora sucede lo mismo con el algodón y la alfalfa. Es muy difícil calcular el agua que hay en el campo, pero podría ser entre 30 centímetros y un metro, y varía según la pendiente".

Empresarios del norte de Santa Fe, agrupados en Consejo Regional Económico del Norte Santafesino (CORENOSA), realizaron una dura crítica a la clase política, en medio de las inundaciones que afecta a varios departamentos de la provincia.

Los empresarios, en el documento que publicaron, se preguntaron qué se hizo con el dinero que el Estado recaudó en todos estos años, para evitar una nueva inundación. "Ningún político, sin excepción, tiene conciencia que administran dinero público que proviene de la gente, del pueblo, de la producción a la que perjudican con su incompetencia. Porque ese es el problema: administran dinero ajeno en forma incompetente. Y, peor aún, lo destinan a otros conceptos inútiles que solo empobrecen a la gente".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?