Sociedad Ruta cargada para volver a la Ciudad

Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

El regreso de la montaña por la Ruta 82 los sábados y domingos demanda horas por la cantidad de vehículos -potenciada por la apertura del túnel a Potrerillos- y los controles viales.
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/4
Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

Volver de Potrerillos el finde, un desafío a la paciencia

El tránsito en alta montaña solía incrementarse los sábados y domingos, pero en las últimas semanas el flujo vehicular aumentó notablemente, posiblemente debido a la apertura del Túnel de Cacheuta.

MDZ recorrió la zona y te muestra lo que sucede en alta montaña, sobre la Ruta 82, cuando el sol comienza a caer durante los fines de semana y quienes decidieron disfrutar de la montaña deben armarse de paciencia para regresar hacia la Ciudad. 



A partir de las cinco de la tarde la mayoría de los mendocinos y turistas que decidieron ir a pasear a la montaña, pasar por el nuevo Túnel de Cacheuta, llevar sus bicicletas para disfrutar de algún sendero, compartir un asado en familia, visitar el Hotel de Potrerillos, disfrutar del Dique, pasar el fin de semana en alguna localidad de "Potre" se encuentran en el mismo lugar: en la Ruta 82 y un lento regreso a casa, una vuelta que por momentos tiene velocidad mínima casi a paso de hombre.  El panorama podría cambiar significativamente cuando se concretan las obras proyectadas para la Panamericana y la Ruta 82.  
El BID se comprometió a financiar con 50 millones de dólares la doble vía entre el Corredor del Oeste y la rotonda Gobernador Bernardo Ortiz.  Una vez que estas obras se completen, la idea es conseguir otros 40 millones de dólares para mejorar la ruta 82 desde Gobernador Ortiz hasta Cacheuta. Cada curva y contra curva se convierte en un paisaje repleto de autos que esperan el lento andar. Las frenadas son permanentes y es que en parte responde a los controles policiales de la zona que se han incrementado en las últimas semanas para evitar cualquier tipo de accidente de tránsito.

A la altura de Blanco Encalada opera uno de los controles viales fijos que está desde hace años, en el lugar hay móviles policiales que, en general, no detienen a los vehículos pero están controlando permanentemente lo que sucede en la ruta. Allí los autos lentifican su andar o frenan hasta que el efectivo les indica que continúen o simplemente se aseguren que nadie los detenga. 

A los controles viales de Blanco Encalada se suman otros que se han agregado justamente en las últimas semanas para ordenar el incremento del flujo vehicular y prevenir accidentes.

"El flujo vehicular es infernal, es uno de los lugares más elegidos. Con los controles evitamos los accidentes, por eso se han reforzado los controles viales en esa zona", explica una fuente policial.