Sociedad Un hombre mayor en situación de calle

Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas

Mientras muchas personas celebran el lindo paisaje que dejan las nevadas, un hombre de 71 años sobrevive en un refugio improvisado con plásticos y cartón en el Parque San Martín. Lo quisieron llevar a un refugio, pero él se negó.
Avatar del

Nacho de Villafañe

1/4
Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas(Alf Ponce / MDZ)

Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas | Alf Ponce / MDZ

Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas(Alf Ponce / MDZ)

Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas | Alf Ponce / MDZ

Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas(Alf Ponce / MDZ)

Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas | Alf Ponce / MDZ

Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas(Alf Ponce / MDZ)

Vive cubierto con plástico, pero no se queja de las nevadas | Alf Ponce / MDZ

Muchos mendocinos celebraron y compartieron a través de las redes sociales el paisaje con el que amanecieron este miércoles por efecto de las nevadas. Sin embargo, lo que es alegría para algunos, también es una complicación y hasta un sufrimiento para otros.

Osvaldo es un hombre de 71 años que vive en un improvisado refugio de plásticos a un costado del club de golf en el Parque General San Martín, donde cuida autos para subsistir. 

Hace seis años que está en ese lugar y, a pesar de sus precarias condiciones, considera una suerte poder ver la nieve porque no tiene forma de ir a la cordillera a conocerla.

Cuenta que recibe ayuda de la gente y que siempre lo buscan para llevarlo a un refugio, pero se niega porque en una ocasión fue y vio muchas cosas que no le gustaron.

Prepara el mate a la mañana y cuando tiene café o tomillo, que recolecta en el cerro de la Gloria, se lo agrega junto con la yerba. Osvaldo reconoce que siente el frío "como todos", pero asegura que tiene abrigo suficiente gracias a la ayuda de la gente.

Ahora sólo espera que mejore un poco el tiempo para que la gente vuelva al parque y así poder cuidar autos para conseguir dinero.