Víctima sexual expuso a su a abusadora en Youtube

Una joven norteamericana filmó una conversación con su maestra de escuela, quien abusaba de ella cuando tenía solo 12 años.
Avatar del

MDZ

1/2
Víctima sexual expuso a su a abusadora en Youtube

Víctima sexual expuso a su a abusadora en Youtube

Víctima sexual expuso a su a abusadora en Youtube

Víctima sexual expuso a su a abusadora en Youtube

Una joven estadounidense que entre los 12 y los 20 años fue abusada sexualmente por una profesora de secundaria publicó esta semana una conversación telefónica en la que la docente le reconoce su culpabilidad sin saber que la confesión sería escuchada luego por millones de personas.

>

Motivada por la ausencia de una respuesta judicial así como por la necesidad de alertar a la comunidad sobre esta docente en ejercicio, Jamie Carrillo, una californiana de 28 años, resolvió publicar el video, que desde el viernes está colgado en Youtube con el título “Una llamada a mi maestra abusadora de la infancia” (A call to my childhood rapist teacher).

Allí puede verse una autofilmación de la joven manteniendo una conversación telefónica en altavoz con su profesora de básquet durante el tiempo que asistió a la Escuela Intermedia Chemawa de Riverside (California), Andrea Cardosa, quien ahora tuvo que renunciar a su puesto de vicedirectora en otro colegio.

“Recientemente hallé donde una exmaestra mía está trabajando. Pensaba denunciarla por lo que me hizo cuando tenía yo 12 años... pero decidí que no es posible... pasó demasiado tiempo", comienza diciendo con voz entrecortada y lágrimas en los ojos. 

Una vez que la profesora atiende se genera un tenso diálogo durante el cual la docente reconoce que lo que hizo estuvo mal y le dice a la joven que “lo lamenta”.

La joven le pregunta a su maestra si se da cuenta de que culpa de ella está "hecha un desastre", y que tuvo muchos problemas, al respecto, a lo que la mujer le contesta que "sólo quería ayudarla".

"Usted arruinó mi vida, mi niñez, todos los días pienso en eso y me enferma", asegura la ex alumana.

"Usted debería estar asqueada de usted misma", continúa, y la docente le responde que lo está.

"Es usted desagradable" le contesta la joven y la conversación acaba.

Luego se dirige al público que ve el video y pregunta:

"Usted, ¿quiere a esta persona alrededor de sus hijos? Por muchos años esperé algún tipo de justicia, pero ahora es demasiado tarde", concluye diciendo a cámara Jamie.

Como el video se viralizó y encontró repercusión, la joven tuvo que enfrentar a los medios locales, a los que contó cómo la profesora la extorsionó durante muchos años para que no la denunciara, al tiempo que reclamó justicia. 

Télam consultó sobre este tema a la psicóloga de la Asociación de Víctimas de Violación, Julieta Petite, quien consideró que una denuncia de estas características constituye un  “acto desesperado” de una víctima de violación que “tiene que sacar un recurso de la galera porque no se la cuidó ni judicial ni institucionalmente”. 

“No se bien qué la llevó a hacer esto porque no conozco a fondo el caso, pero quizás lo que ella necesitaba era exponer socialmente a esta persona para subsanar algo de lo que había pasado”, dijo Petite, quien es especialista en psicotrauma. 

Y si bien consideró que “está bien como recurso” y “puede ser reparador” en la medida en que busca una sanción social en ausencia de una judicial, “eso no quiere decir que sane su herida”, aunque quizás sirva "como un primer paso".

“Siempre que usa un recurso, es porque necesita de algo, pero no sé si es la mejor manera porque la que queda expuesta es la víctima y la repercusión es más grande a veces de lo que podés soportar”, dijo. 

“Yo tengo un caso de una paciente que expuso al violador en Facebook y eso terminó jugándole en contra porque se trataba de una persona conocida en el barrio y no todos tomaron partido a favor de ella. Finalmente tuvo que cerrar la cuenta y aislarse durante un tiempo”, contó.

Petite explicó que las necesidades de una víctima de violación son múltiples. 

“Cuando se es chico, básicamente necesita la atención de los padres, familiares, docentes, instituciones, en función de si está teniendo o no un cambio actitutudinal o dificultad que pueda significar un hecho traumático. No sé si ella habrá dado alguna señal en el colegio pero para que haya una maestra abusadora desde tanto tiempo, institucionalmente no se la cuidó”, explicó.

“Y una vez que el chico decide hablar, que se lo escuche, que se le crea, que se tome cartas en el asunto y empezar un tratamiento específico que la ayude a superar al trauma”, agregó.

La especialista consideró, además, que la sanción judicial es muy importante porque implica que “desde afuera alguien está diciendo que está mal y le pone un coto”.