Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico

Pasar una noche en Potrerillos, Uspallata, San Rafael o en el Valle de Uco puede valer igual que en la costa argentina. Acá, algunas alternativas.
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/8
Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico(Web)

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico | Web

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico(Web)

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico | Web

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico(Alf Ponce / MDZ)

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico | Alf Ponce / MDZ

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico(Turismo Argentina)

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico | Turismo Argentina

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico(Alf Ponce / MDZ)

Veranear en nuestra montaña cuesta lo mismo que en el Atlántico | Alf Ponce / MDZ

Te invitamos a realizar un recorrido por alguno de los lugares referentes de turismo interno que tiene Mendoza: Potrerillos, Uspallata, Valle de Uco y  San Rafael. Te mostramos precios para el mes de enero, más allá de la oferta hotelera, son casas o cabañas, algunas dentro de complejos, que se alquilan por noche. 

Todos los precios que se mencionan a continuación son referenciales para alquilar una noche durante el mes de enero, en la mayoría de los casos para dos personas. 

Potrerillos

Sin lugar a dudas una alternativa cerca de la Ciudad de Mendoza, que sirve para relajarse y descansar.

Los precios por noche comienzan entre 1500 y 2000 pesos en temporada alta. Estamos hablando mayoritariamente de cabañas para dos o tres personas.

Precio de cabañas por noche para dos personas:

-Complejo Arco Iris: $1600

-Cabaña Los Arreboles: $ 1750

- Posada del Blanco Hotel Spa: $ 2570

- Mendoza Sol y Nieve, complejo Pueblo del Río Logde de Montaña: $ 2500, opción para cuatro personas: $ 3700 la noche.

Uspallata:

Los precios son similares para alojar en Uspallata, quizás con algunas opciones más económicas como cabañas para cuatro personas desde $1500 la noche o un bungalow para cinco personas en $ 2530.

San Rafael:

En San Rafael más allá de la oferta hotelera podemos encontrar departamentos en alquiler para dos personas desde $ 1400 la noche, si buscas algo cercano a los sitios más turísticos como el Cañón del Atuel deberías pensar en gastar cerca de $2000 la noche para dos personas.

Algunas opciones en San Rafael:

- Chaglasian Wine & Suites: $2000

- La Encantada: $ 2080

- Aldea Encantada: $ 2200

San Rafael es otro de los destinos elegidos para hacer turismo interno, donde Los Reyunos se destaca no sólo por su belleza sino por el costo que puede tener alojarse una noche en medio del imponente paisaje. El lugar está rodeado de casas con capacidad para varias personas cuyos precios oscilan desde $ 3000 en adelante.

Valle de Uco:  

Siempre hay opciones para barajar, sin embargo Valle de Uco en los últimos años se ha impuesto como un destino top rodeado de ofertas de bodegas con alojamientos de primer nivel. En esa zona una noche puede costar hasta $ 13000 para dos personas. Es que el confort y los detalles en el servicio hacen que la oferta sea variada. Sin embargo, te dejamos algunos puntos de referencia.

- Tupungato: Casa de Huéspedes La Azul: $3000 para dos personas

- Tunuyán: Finca Ogowa: $ 2500 para cuatro personas

- La Consulta: Casa Rural, entre bodegas y viñas $ 1700 para tres personas

Si consideramos estos precios a modo de referencia, para alojar una noche durante el mes de enero- plena temporada alta- y los comparamos con el valor de alojarse una noche frente al mar, ya se en Viña del Mar como en Mar del Plata tenemos que considerar que el valor es similar, mientras que las condiciones del lugar pueden marcar la diferencia.