Venganza: salió de la cárcel y mató a dos hermanos

Un niño de 10 años y un joven de 19 fueron asesinados este viernes a balazos en Paraná, Entre Ríos.

Fuentes policiales confirmaron que la principal hipótesis es que el detenido es un sicario contratado para llevar adelante una venganza a raíz de conflictos entre dos familias que viven en la zona. 

El hecho ocurrió cerca en el barrio Itatí II, donde los chicos -hermanastros entre sí- vendían huevos en un carro, como lo hacían habitualmente. Los voceros de la Jefatura de Policía Departamental Paraná explicaron que en momentos en que ambos se trasladaban por la calle El Guarán, de ese barrio de Paraná, sorpresivamente fueron atacados a tiros desde un Peugeot 405 que pasó a metros de su carro. 

A raíz del ataque, el joven de 19 años, identificado por la policía como Eduardo Barreto, recibió un impacto en el pecho que le produjo la muerte en el lugar. En tanto, su hermanastro, Brian Bouchet, de 10 años, fue alcanzado por un tiro en la cabeza y murió en el hospital de Paraná, hasta donde fue llevado de urgencia, añadieron los voceros. 

El sospechoso fue detenido por la policía en una del barrio "Paraná XVI", hasta donde llegó la policía en base datos obtenidos en la escena del ataque. 

Los voceros dijeron que se trata de un recluso condenado a prisión perpetua por homicidio y robo a mano armada, identificado como Hernán Osvaldo Zárate, quien estaba alojado en la Unidad Penal de Paraná y al momento del ataque contaba con un permiso de salida sociolaboral de prisión que vencía este mediodía. 

Los pesquisas creen que el detenido no tuvo una verdadera motivación para atacar a los hermanos, sino que actuó como sicario a pedido de alguien que lo contrató para hacerlo. Es que, de acuerdo a la principal pista policial, los niños habrían sido asesinados en venganza en el marco de una rivalidad entre dos familias que se inició en diciembre último con otro crimen. 

Voceros consultados dijeron que a fines del año pasado un hombre de unos 30 años fue asesinado en el marco de una pelea entre dos familias, lo que hace presumir que el sicario actuó ahora en venganza por ese crimen, ya que los chicos pertenecían a la familia de los sindicados agresores de aquel otro hecho. 

Tras el doble homicidio, vecinos de calle Hernandarias de Paraná, ubicada en inmediaciones de donde se produjeron los asesinatos, incendiaron dos viviendas pertenecientes a los familiares del detenido, según informó el jefe de Operaciones de la Departamental Paraná, Guillermo López. 

López informó que se están realizando las investigaciones para establecer el móvil del asesinato y los motivos por los cuales fueron víctimas estos dos chicos y ratificó que la principal pista se relaciona con un asesinato cometido el año pasado en la calle Hernandarias de ese barrio de Paraná. La causa por doble homicidio quedó a cargo del juez de Instrucción de turno de Paraná, quien indagará al detenido en las próximas horas.

Fuente: 26 Noticias