Vendimia: "Escondamos todo, nos mandaron el Carrousel a la Arístides"

El cambio de recorrido del tradicional desfile matutino provocó diferencias de opiniones en los comerciantes de la arteria comercial de la 5ta Sección. Mientras algunos se atemorizan, otros se preocupan y a otros les encanta la idea.
Avatar del

Federico Croce

1/2
Vendimia: "Escondamos todo, nos mandaron el Carrousel a la Arístides"(Nacho Gaffuri / MDZ)

Vendimia: "Escondamos todo, nos mandaron el Carrousel a la Arístides" | Nacho Gaffuri / MDZ

Vendimia: "Escondamos todo, nos mandaron el Carrousel a la Arístides"(Nacho Gaffuri / MDZ)

Vendimia: "Escondamos todo, nos mandaron el Carrousel a la Arístides" | Nacho Gaffuri / MDZ

La novedad que informó el gobierno hace algunos días, por la cual se modifica el recorrido del Carrousel, ha despertado diferentes sentimientos en los comerciantes y microempresarios que pueblan la reconocida calle comercial de la 5ta sección.

El desfile iniciará en la Fuente de los Continentes del parque, pasará por Arístides Villanueva y finalizará en San Martín y Alberdi, en zona de la Alameda.

“Yo la verdad, no los entiendo a los empresarios que le tienen miedo al Carrousel: ¡No te das una idea los acuerdos comerciales que estoy haciendo con las marcas! ¡Ha sido una genial idea! Si tenés un local gastronómico, es cuestión de un poco de logística, pero podés sacar un provecho excelente a la jornada”, comentó el propietario de uno de los bares más concurridos, ubicado entre Martínez de Rosas y Olascoaga, que en realidad abre todo el día.

Raúl Roitman, responsable de Zitto, en calle Arístides Villanueva, explicó que “lo que yo advierto es que irá una enorme masa de gente a la calle Arístides Villanueva, y no la creo preparada para ello. Es una calle más angosta que la Emilio Civit, las veredas también son más angostas, y creo que al haber tanta gente se complicará la atención en las veredas, en las mesitas de los locales”.

En cuanto a la organización específica de ese día, Roitman opinó que “tener mesas en la calle creo que será inviable al 100%. En mi local ya se ha decidido que no colocaremos ninguna mesa en la calle, porque no hay forma que la gente pueda respetar el orden y no pararse delante de las mesas, o inclusive, entre las mesas. No estamos preparados para que de golpe esté circulando tanta gente a la vez, por lo cual el local tendrá sus puertas cerradas”.

Sobre la forma en que se enteraron del nuevo circuito del desfile de carruajes vendimiales, y los pormenores del operativo de seguridad, el comerciante aclaró que “yo no pertenezco a ninguna asociación o agrupación de comerciantes, o específicamente de la Arístides porque estamos hace relativamente poco tiempo ubicados en ella, pero tengo un trato permanente con colegas y conocidos del rubro de la misma arteria. Hasta ahora, no sabemos nada sobre operativos de seguridad. No sabemos cómo será, si se reforzará la presencia policial, o que se hará. De hecho, nos enteramos por los diarios este cambio en el Carrousel”.  

“Mucho para hacer no hay: deberemos tomar los recaudos necesarios, que en mi caso serán guardar todas las mesas de afuera y tener la mayor cantidad de personal disponible. De hecho, no creo que sea un día de mucha venta, porque irá una cantidad enorme de gente a la Arístides pero solo a circular por ahí. Esto sucederá por primera vez, por lo cual me puedo estar confundiendo, pero creo que es más riesgoso para el comerciante gastronómico. Si a mi me das a elegir, prefiero que el Carrousel siga en donde estaba”, cierra Roitman.

"Lo importante es que se garantice la seguridad y la limpieza"

Por otra parte, en MDZ Radio también habló Adrián Burgos, reconocido estilista y coiffeur mendocino que tiene su maison en Arístides Villanueva. “Hace tiempo que todos los que trabajamos en la Arístides estamos un poco temerosos con el tema de la seguridad. A mi me fascina el Carrousel, estoy de acuerdo con que pase por esta calle. Pero me preocupa el tema de la seguridad y la limpieza”, expresó.

“Lo que estamos esperando es algún comunicado que nos garantice que estos dos ítems –limpieza y seguridad- van a ser especialmente tenidos en cuenta. Creo que está buena la idea, y como no se ha hecho, este cambio servirá para ver su desarrollo, y luego del hecho sentarse a hacer un análisis de cómo salió”.

“Nosotros ese sábado abriremos normalmente. Es más, ese sábado tengo varias novias para atender. El único inconveniente personal para mi será que no podré salir con tantas cosas –para ir a peinar novias a hoteles, por ejemplo- por la cantidad de gente en la calle. Pero en el salón atenderemos normalmente. Así es que veremos el Carrousel de reojo, mientras trabajamos”, siguió el estilista. 

“He pensado la idea de contratar para ese día a alguien de seguridad privada. Pero todavía no lo tengo decidido”, finalizó.