Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan

La UNCuyo no aparece entre las 2.500 universidades del ranking URAP. Sí, en cambio, figuran San Luis y San Juan. En otra medición, la institución mendocina cayó cien puestos.
Avatar del

Rubén Valle

1/5
Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan(Prensa UNCuyo)

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan | Prensa UNCuyo

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan(Prensa UNCuyo)

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan | Prensa UNCuyo

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan

Universidades: en el "clásico regional" perdemos con San Luis y San Juan

Los resultados del University Ranking by Academic Performance (URAP), elaborado por el Instituto de Informática de la Universidad Técnica de Medio Oriente, con sede en Ankara (Turquía), tienen como objetivo clasificar a las universidades en base a indicadores de rendimiento académico que reflejen la calidad y cantidad de su producción académica y científica. 

Pues bien, de un catálogo de 2.500 instituciones evaluadas en el período 2017-2018, apenas 10 instituciones argentinas lograron hacerse un lugar en ese codiciado listado. En ese privilegiado puñado figuran las universidades nacionales de San Luis y de San Juan, pero sorpresivamente brilla por su ausencia la Universidad Nacional de Cuyo

La Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional de La Plata son las que ocupan los dos primeros lugares entre las argentinas, integrando el lote de las mejores 550 mejores del mundo. La UNLP conserva el mérito de mantenerse como una de las principales instituciones educativas de América Latina, con un meritorio puesto 11. A principios de este año, el Laboratorio de Cibermetría del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) también la ubicó 2ª en nuestro país, y 11° en Latinoamérica.

Según el ránking de la URAP, estas son las diez universidades públicas argentinas que figuran entre las 2.500 mejores: UBA (puesto 300), UNLP (538), Universidad de Córdoba (788), Universidad Nacional de Rosario (1.148), Universidad Nacional de Mar del Plata (1.186), Universidad Nacional del Litoral (1.228), Universidad Nacional del Sur (1.365), Universidad Nacional de San Luis (1.848), Instituto Balseiro (1.871) y Universidad Nacional de San Juan (2.351).

El ranking global lo encabeza la famosa Universidad de Harvard (Estados Unidos), le sigue la Universidad de Toronto (Canadá) y cierra el podio la Universidad de Oxford (Inglaterra). 

En tanto que en territorio latinoamericano, en lo más alto se ubica la Universidad de San Pablo, seguida por la Universidad Estadual Paulista y la Universidad Estadual de Campinhas.

Una caída de 100 puestos

Otras mediciones, como por ejemplo el Ranking Mundial de Universidades, que realiza Quacquarelli Symonds (QS), hizo un corte de referencia de 4.438 que cumplen requerimientos mínimos de calidad entre casi 20 mil universidades de todo el mundo. 

En ese contexto, la UNCuyo aparece en el puesto 801, exactamente cien escalones más abajo del lugar que había ocupado el año pasado.

También en este ranking es la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA) la que se ubica como la mejor del país: ocupa el puesto 75. 

Para los especialistas de la educación, ninguno de estos sistemas de medición hacen del todo justicia a la calidad educativa de los alumnos y de los profesionales que esas casas de estudio proveen a su comunidad. Sin embargo, los consideran valiosos en cuanto a que reúnen un cúmulo importante de información de las instituciones y dan pistas de ciertos parámetros que sí pueden marcar cuan cerca o lejos están algunas universidades de otras según la región en las que están insertas. 

Al ser un número determinado de variables las que se analizan, según el criterio que establezca cada ranking para evaluar a las distintas instituciones universitarias, también los resultados pueden ser muy variados. De ahí que, salvo aquellas que ostentan lugares expectantes, el resto mire con cierto recelo el puesto que hoy ocupan. Igualmente, no deja de ser un excelente disparador interno para la autoevaluación y la meta de siempre subir la vara.