Una mujer le reclamó a su marido el riñón que le donó tras haberle sido infiel

Andy Lamb iba a diálisis tres veces a la semana y solo su esposa pudo salvarle la vida.
Avatar del

MDZ

1/2
Una mujer le reclamó a su marido el riñón que le donó tras haberle sido infiel(video)

Una mujer le reclamó a su marido el riñón que le donó tras haberle sido infiel | video

Una mujer le reclamó a su marido el riñón que le donó tras haberle sido infiel(video)

Una mujer le reclamó a su marido el riñón que le donó tras haberle sido infiel | video

 Samantha Lamb se arrepiente de haberle donado un riñón al que ahora es su exmarido. El Daily Mail recoge la historia de esta británica de 41 años, protagonista de una historia de amor rota por culpa de la infidelidad.

La BBC dio a conocer esta historia. Ambos representaban el amor más puro, la solidaridad y entrega más desinteresada, después de que Samantha decidiera donar un riñón a su marido, enfermo de insuficiencia renal que solo podía mantenerse vivo gracias a las interminables sesiones de diálisis que recibía.

Samantha era compatible. “Él necesitaba un nuevo riñón. De lo contrario moriría. Iba tres veces a la semana a diálisis», recuerda la mujer. Así que no lo dudó ni un momento. Tras perder 19 kilos, ingresó en quirófano en octubre del año 2009 para extirparse uno de sus riñones, el salvavidas de su marido”.

A pesar de esta nueva oportunidad que les dio la vida, el matrimonio Lamb se rompió en verano de 2012 tras cinco años casados. Según recoge el Daily Mail, Samantha denuncia que su marido le fue infiel y la abandonó por una amiga.

“Lo odio. Si pudiera, cogería el riñón y se lo donaría a otra persona que de verdad se lo merezca”, dijo la damnificada.

Sin embargo, Andy Lamb se defiende de las acusaciones de su exmujer: “Yo la amaba, pero nuestra relación no funcionó y a pesar de lo que Samantha cree, nunca he estado con su amiga”. Aunque reconoce que siempre le deberá la vida, cuenta que nunca quiso que le donase el riñón “porque suponía un gran riesgo, pero ella insistió”.