Un joven mató a su madre de 19 puñaladas

Un joven de 17 años terminó con la vida de su progenitora, de 43 años, José C Paz. Fue porque que la mujer le reprochó a su hijo por su adicción a las drogas y el chico reaccionó de la peor manera.
Avatar del

MDZ Policiales

1/2
Un joven mató a su madre de 19 puñaladas

Un joven mató a su madre de 19 puñaladas

Un joven mató a su madre de 19 puñaladas

Un joven mató a su madre de 19 puñaladas

Un joven de 17 años mató a su madre de 19 puñaladas. El crimen fue cometido ayer en horas de la mañana, en una vivienda situada en Trinidad al 5400, en José C. Paz, donde la víctima, identificada por la Policía como Liduvina Almirón, de nacionalidad paraguaya, residía junto al ahora imputado, en cuyo dormitorio se halló la presunta arma homicida.

Una mujer de 43 años fue asesinada de 19 puñaladas en su casa de la localidad bonaerense de José C. Paz y por el crimen detuvieron a su hijo adolescente, con quien mantenía discusiones diarias, informaron fuentes policiales. De acuerdo a los datos aportados por los testigos, los investigadores creen que las peleas entre madre e hijo se debían a que éste tenía problemas de comportamiento por su adicción a las drogas.

Fuentes policiales informaron a Télam que el hecho ocurrió esta mañana, en una humilde vivienda situada en la calle Trinidad al 5400, de José C. Paz, en el límites con las vecinas localidades de Derqui y Trotuguitas, en el noroeste del conurbano, donde la víctima, de nacionalidad paraguaya, residía junto a su hijo de 17 años.

Todo comenzó cuando los vecinos de esta mujer llamaron al 911 alertando sobre una presunta pelea en el interior de la casa, por lo que efectivos del Comando de Prevención Comunitaria de José C. Paz se trasladaron hasta el lugar. 

"Aparentemente, la mujer gritó pidiendo auxilio, por lo que los vecinos llamaron a la Policía", explicó a Télam un investigador del hecho.

Según las fuentes, cuando los efectivos arribaron al lugar del hecho se encontraron con que la puerta de entrada a la vivienda estaba cerrada con llave desde el interior.

"Dentro de la casa se encontraban solamente la víctima y su hijo que al ver la presencia policial abrió la puerta", indicó la fuente consultada.
Una vez dentro de la casa, los policías hallaron a la mujer asesinada de unas 19 puñaladas en el pecho, cuello y espalda, aunque los forenses determinarán con precisión la cantidad de heridas punzo cortantes en la operación de autopsia que se realizará en las próximas horas.

"El hijo de la víctima primero se hizo el desentendido, como si no sabía lo que había pasado con su madre, pero tenía la ropa manchada de sangre", explicó el vocero.

Posteriormente, al inspeccionar el inmueble, los peritos hallaron en el dormitorio del adolescente la presunta arma homicida, una cuchilla con una hoja de 40 centímetros de largo, tras lo cual éste quedó detenido por el crimen.
El pesquisa indicó que fueron los vecinos de la víctima los que revelaron que las peleas entre la madre y su hijo eran permanentes y la adicción del chico a las drogas.

En base a los elementos reunidos por los investigadores, el adolescente quedó imputado de "homicidio calificado por el vínculo", a disposición del fiscal Marcelo Tonelli, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil del Departamento Judicial San Martín.