Un falso policía la tomó como rehén y le dio un infarto

Ana María Núñez, de 57 años, fue amenzada junto a sus familiares, por 5 delincuentes armados con indumentaria policial y murió del susto. El dramático suceso se registró en Mariano Acosta, en el partido de Merlo
Avatar del

MDZ

1/2
Un falso policía la tomó como rehén y le dio un infarto

Un falso policía la tomó como rehén y le dio un infarto

Un falso policía la tomó como rehén y le dio un infarto

Un falso policía la tomó como rehén y le dio un infarto

Una mujer de 57 años murió infartada mientras era mantenida como rehén, junto a sus familiares, por 5 delincuentes armados, quienes fingieron ser efectivos policiales. El dramático suceso se registró en la localidad bonaerense de Mariano Acosta, en el partido de Merlo. Los marginales, que aparentemente simularon llevar a cabo un allanamiento, habían copado la vivienda de las víctimas, oportunidad en la que redujeron a diversas personas y simularon “fusilar” a 3 indefensos niños. Los brutales hampones robaron diferentes objetos de valor y luego fugaron, motivo por el cual ahora son buscados de manera intensa por los pesquisas.

Los voceros revelaron que la víctima fatal del accionar de los chacales fue identificada como Ana María Núñez, de 57 años.

Trascendió que estos hechos se produjeron cuando 5 individuos, provistos de armas de fuego, ingresaron a una finca situada en Montevideo al 1.100, donde redujeron a la señora, quien estaba acompañada a varios de sus parientes, entre ellos 2 chicos de 10 años y otro pibe, de 11.

Los individuos tomaron cautivo a los aterrados damnificados, a quienes obligaron a colocarse en el suelo, mientras les exigían la entrega de una suma de dinero. Los sujetos amenazaron con matar a balazos a los pequeños.

Noelia, una de las hijas de Ana María, consiguió escapar del inmueble por una de las ventanas.

Ante esta situación, los forajidos temieron que la joven avisara del robo a las autoridades y, por este motivo, sustrajeron el dinero que había en las billeteras de la gente y también sus aparatos de telefonía celular. Finalmente los malvivientes salieron de la casa y escaparon en un rodado.

Ana María, que había sido encerrada por los asaltantes en una de las habitaciones, murió a raíz de un infarto ya que tenía serios problemas de hipertensión.

Mientras tanto, los habitantes del vecindario le narraron que los individuos se desplazaban a bordo de un automóvil que tenía una baliza instalada en el techo.

El tremendo caso es investigado por los servidores públicos de la comisaría de Mariano Acosta (6a de Merlo), quienes procuran determinar el paradero de los delincuentes.

Intervinieron en la causa los funcionarios pertenecientes al departamento judicial de Morón.