Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Sebastián Tizza (23) y Celeste González (22) habían sido detenidos el lunes cuando llegaron con el niño sin signos vitales al hospital Las Heras. Fueron imputados por "homicidio agravado por el vínculo" ante los indicios de maltrato que presentaba el pequeño.
Avatar del

MDZ Judiciales

1/4
Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Tupungato: acusan a una pareja de matar a su bebé a golpes

Los padres del bebé de 1 año que falleció el lunes en Tupungato fueron imputados por "homicidio agravado por el vínculo" anoche, ante la sospecha de que habrían matado el niño a golpes.

Ambos se encuentran detenidos desde el lunes, cuando la madre del pequeño llegó al Hospital Las Heras con el bebé en brazos y gritando que no respiraba. Las lesiones que el niño presentaba en el abdomen, en la frente y en un ojo alertaron a los médicos que intentaron reanimarlo y, tras constatar el deceso, dieron aviso a la policía.

La imputación de ambos padres la decidió la fiscal Carla Cruzado, quien determinó que Sebastián Tizza (23) y Celeste González (22) sean acusados de "homicidio agravado por el vínculo" y ordenó el inmediato traslado de ambos a prisión.

La pareja fue detenida durante la madrugada del lunes, luego de llevar a su bebé de 1 año y 10 meses al hospital Las Heras sin signos vitales. Las lesiones que presentaba el niño alertaron a los médicos del nosocomio, quienes dieron aviso a la policía y propiciaron la intervención de la Justicia.

En las últimas horas, la fiscal Cruzado confirmó que las lesiones que presentaba el niño no eran compatibles con alguna caída o golpe accidental, mientras que los peritos indicaron que había claros indicios de maltrato, por lo cual se decidió imputar a sus padres.