Tunuyán: quejas por salidas transitorias de un imputado por homicidio

Los familiares de Verónica Escudero, la niña de 11 años violada y asesinada hace casi dos años, denunciaron que el joven de 17 años acusado de matarla tiene beneficios.
Avatar del

MDZ Judiciales

1/2
Tunuyán: quejas por salidas transitorias de un imputado por homicidio

Tunuyán: quejas por salidas transitorias de un imputado por homicidio

Tunuyán: quejas por salidas transitorias de un imputado por homicidio

Tunuyán: quejas por salidas transitorias de un imputado por homicidio

En Tunuyán muchos de sus habitantes recuerdan con dolor el caso de homicidio de Verónica Escudero, la niña de 11 años que fue violada, golpeada y ahogada a la vera del río Tunuyán hace un año y nueve meses. Los familiares de la víctima denunciaron que el único imputado por el crimen, un joven de 17 años, cuenta con salidas transitorias.

Los padres y demás familiares de Escudero han hecho público su malestar ante las reiteradas salidas transitorias que cuenta el acusado del crimen, un chico de 17 años que además era primo de la víctima y que está alojado en la Comisaría del Menor de la ciudad de Mendoza.

En respuesta a ello Alberto Mestre, el abogado del imputado, le explicó a El Cuco Digital que esto es absolutamente legal ya que la edad del muchacho y su situación procesal permiten que el acusado goce de estos beneficios mientras espera el fallo del juez que instruye en la causa, quien además tiene pleno conocimiento de estos beneficios.

El 11 de mayo del año 2012, Verónica Escudero fue encontrada muerta en la orilla del río Tunuyán. Según la pericia forense, la nena fue violada y asesinada. Por el crimen, la Justicia imputó a cuatro personas por homicidio calificado en concurso real con abuso sexual agravado por acceso carnal reiterado.

>

Se trata de dos tíos de la víctima, Daniel y Ramón Escudero, un primo y otro joven de 26 años. Desde que apareció el cuerpo de la pequeña, sus padres aseguraron que ya habían denunciado al tío de la nena por manosearla. Sin embargo, los análisis de ADN revelaron que el primo adolescente de la víctima fue el último que tuvo contacto con ella antes de su fallecimiento.