Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles

Si para un adulto resulta una odisea encontrar en Mendoza ropa a su medida, ni hablar de los adolescentes que suelen no cuadrar con los cánones de belleza que nos impone la industria textil. El trauma del probador puede derivar en patologías.
Avatar del

Mariana Cavagnaro

1/4
Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles(Alf Ponce / MDZ)

Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles | Alf Ponce / MDZ

Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles(Alf Ponce / MDZ)

Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles | Alf Ponce / MDZ

Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles(Alf Ponce / MDZ)

Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles | Alf Ponce / MDZ

Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles(Alf Ponce / MDZ)

Trauma en adolescentes: sufren al no encontrar talles | Alf Ponce / MDZ

La dictadura de los talles en los comercios afecta a todos los rangos etarios, pero a uno de manera especial. Frecuentemente, los niños y adolescentes tampoco encuentran ropa a su media, los talles no les acomodan a sus cuerpos y esto puede afectarlos psicológicamente.

No solo a los adultos les cuesta encontrar ropa con talles reales, también lo sufren los niños y especialmente los adolescentes. La situación puede llegar a ser traumática y el paso por el probador un disparador de patologías.

"Si a los 12 años ya sos L, imaginate a los 50!" reflexiona Dalila Tahan, diseñadora de moda mendocina, quien dialogó con MDZ Radio: "Historicamente encontré que los cuerpos han cambiando, en las películas hay mujeres tan diminutas como referencia, en las revistas vemos seguramente mujeres que no somos, las adolescentes quieren ser como las modelos de publicidad. Nuestra cabeza nos dice que el espejo no nos contesta lo que nosotros esperamos. El cuerpo real es el que tenemos. Es importante que aprendamos a vivir con nuestro cuerpo y nos aceptemos. Las medidas ideales no existen, 60 de cintura lo tiene una niña de 14 años, no una mujer de 30 o de 40 años. Es importante aceptarnos."

Lo cierto, es que el paso por los probadores locales puede llevarte al sufrimiento, en especial en la adolescencia.

Gabriela Galera, es psicóloga, trabaja con niños y adolescente, y nos explica sobre este fenómeno que  "los niños aún no tienen una plena conciencia en cuanto al talle de ropa porque generalmente los padres deciden la compra, es decir no hay plena conciencia de lo que implica cada talle. Sin embargo, la situación cambia al hablar de púber- niños entre 10 y 13 años aproximadamente- y adolescentes, quienes están muy susceptibles debido a que se encuentran en plana formación de su nueva imagen corporal (yo corporal)".

La Licenciada Galera destaca que la transformación corporal que vivencia un púber impacta directamente en su mente, en donde todos estos procesos son complejos y difíciles de atravesar. Si a esto se le suma que existe una cultura en donde reina la exposición para lograr la aceptación del otro, esto se va a ver fuertemente influenciado por la moda vigente. Si la moda dictamina que debes ser flaca/o y lograr talles pequeños para ser exitoso y aceptado por los otros, en una mente en plena reconstrucción de la identidad, esto puede ser catastrófico, puede dar lugar a patología como trastornos alimentarios (anorexia, bulimia, bulimanorexia) autoflagelación, e inclusive intento de suicidio."

¿Cual es la mejor forma de contener a los adolescentes?

- "Si el derecho a la vestimenta se ve vulnerado debido a las tendencias de la moda, en donde lo que antes era un talle S ahora es un L en algunos comercios, es responsabilidad de los adultos tomar conciencia de las grave implicancia que puede llevar a cabo en una parte de la población tan vulnerable como los adolescentes", explica la especialista.

Como madre es importante que informen a los hijos que los talles que intentan vender no son reales, retirarse del local comunicándole, de buena manera, a los vendedores el motivo. Brindar apoyo a los adolescentes, conversar e intentar que vean otro punto de vista.