Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo"

Luego de que se viralizara un video en el que se lo ve rociando con cerveza una flota de vehículos de alta gama, el empresario de la construcción de Guaymallén hizo su descargo.
Avatar del

MDZ Sociedad

1/4
Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo"(Gentileza)

Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo" | Gentileza

Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo"

Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo"

Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo"(Gentileza)

Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo" | Gentileza

Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo"

Tras "bautizar" sus autos lujosos, se defendió: "No soy narco ni testaferro de Evo"

El hombre que "bautizó" con cerveza una serie de vehículos de alta gama en un conocido barrio privado de Maipú, identificado como Onofre Paco Vega, empresario de la construcción de Guaymallén, salió en su defensa: "No somos ni narcotraficantes ni testaferros de Evo como le gusta comentar a alguna gente". 

Luego de que MDZ difundiera un video en el que aparece un grupo de vecinos de un country golf de Maipú derramando cerveza sobre unos ocho vehículos de lujo, entre ellos camionetas Toyota 4x4 y un Porsche blanco, salió a hablar el dueño de parte de los bienes. 

Se trata de Onofre Paco Vega dueño de una constructora de Guaymallén, Idandi S.A., quien en comunicación con MDZ aseguró que los autos que pueden verse en el video no son todos de él sino que pertenecen a distintos parientes suyos. "En el video hay varios propietarios. Están mis hermanos, primos y tíos. No son de un solo propietario", buscó poner blanco sobre negro. 

Luego comentó que esa especie de ceremonia bautismal es una "ofrenda para la Pachamama". "Por el video parece que fuera una persona que compra todo pero son como diez propietarios que se juntan varios y hacen fiesta para la Pachamama. Se derrama cerveza Andes", agregó Paco Vega. 

Evitando indicar qué vehículo le pertenece, deslizó que hay varios autos de sus hermanos y que el Porsche, específicamente, es de una hermana suya. 

Aseguró que vive de la construcción desde hace años y que si alguna vez tuvo algún problema con sus empleados, eso fue subsanado y quedó regularizado. A propósito, Paco Vega quedó en la mira tras una inspección de la Administración Federal de Ingresos Públicos en 2.011 cuando se encontró a 17 bolivianos sin documentos trabajando en la urbanización de un complejo de viviendas de Guaymallén. El organismo de control constató que el empleador, Paco Vega, no sólo evadía las cargas sociales de su personal sino que también manejaba su empresa por fuera de la Ley. 

"Eso pasó hace mucho tiempo. Hoy tengo todo regularizado. Tengo los papeles de todo. Pago 300 mil pesos. Tengo todos los papeles", se defendió. "Tenés que venir y ver cómo trabajo", dijo dirigiéndose a la periodista de MDZ. "Nada que ver lo que dicen las publicaciones pero, bueno, me hacen un favor.. me hacen publicidad gratis", añadió sonriendo. 

Por último, a propósito de la escena que muestra el video, aclaró que fue en el club de La Vacherie en donde vive su hermano. "Piensan que soy testaferro de Evo Morales porque una vez nos recibió en su casa y nos atendió como si fuéramos parientes". "No somos narcotraficantes ni testaferros de Evo, hicimos amistad con su hermano; la gente envidia", cerró.