"Trapitos": Orquín propone un plan superador al de Capital

El exministro de Seguridad elogió la iniciativa de la Ciudad de Mendoza, pero planteó la necesidad de hacerlo extensivo.
Avatar del

Leopoldo Orquín

1/2
"Trapitos": Orquín propone un plan superador al de Capital

"Trapitos": Orquín propone un plan superador al de Capital

"Trapitos": Orquín propone un plan superador al de Capital(Archivo/MDZ)

"Trapitos": Orquín propone un plan superador al de Capital | Archivo/MDZ

Recientemente, el intendente de Capital, Rodolfo Suarez,  manifestó su voluntad de enviar al Concejo Deliberante un proyecto de Ordenanza que prohíba, y en consecuencia sancione, la actividad de los llamados "cuidacoches" o "trapitos", personas que apropiándose del espacio público cobran a los particulares por el estacionamiento o por el "cuidado de los vehículos", llegando al extremo de que vecinos tengan que pagar por estacionar frente a su propia casa.

En los últimos tiempos, esta actividad ha aumentado exponencialmente en zonas como el Barrio Bombal, calle Arístides y avenida San Martín, causando gran molestia no solo a los capitalinos, sino también a los turistas que nos visitaron para la Fiesta de la Vendimia.

En este marco, han sucedido acontecimientos condenables: "tarifa plana" de estacionamiento y amenazas expresas o tácitas a quienes no pagan por adelantado que, al volver, suelen encontrar daños en sus automotores; y en paralelo, los vecinos ven incrementada su inseguridad ante el aumento de robos de vehículos, ruedas y demás en el vecindario.

En Capital Federal y en Santa Fe, a poco de surgir este fenómeno, se organizaron bandas que coordinaron el accionar delictivo de estas personas y el problema se agravó aun más. Por ello, hace muy bien el intendente Suarez en ocuparse de este tema, con mayor control, estacionamiento medido autorizado y dando opciones de trabajo para 270 "trapitos" que hay (hasta ahora) en la Capital. 

En el plan de Suarez, la comuna ofrece capacitarlos y pagar el 50% de sus salarios a las empresas privadas que los empleen. De todos modos, habrá que ver si las empresas quieren emplearlos y si los "trapitos" quieren capacitarse y trabajar. A los mismos habrá que solicitarles un certificado de antecedentes penales y seguramente allí habrá algunas deserciones.

Según nuestra Constitución Nacional, todos los argentinos tenemos derecho a trabajar, pero la misma Carta Magna establece que sea en una actividad lícita. Si esta actividad está prohibida y si además pone en riesgo la seguridad de otras personas, este derecho no existe.

Como es un tema que influye directamente en la seguridad de los mendocinos y de los visitantes de la provincia, y como la competencia de las normas municipales se reducen al ámbito del municipio (en el caso de la Capital, a través de Código de Convivencia Urbana), sugiero y propongo que la provincia haga lo propio modificando a su vez el Código de Faltas.

Esto permitirá que las normas se apliquen en toda la provincia y que en la Capital se pueda contar con la colaboración de la Policía provincial y no solo de los Preventores Municipales, como ocurre en la actualidad. Además, esto evitará el desplazamiento de los "trapitos" a otros departamentos que no hayan sancionado normas como ésta, como ocurrió en su oportunidad con los limpia vidrios.

Leopoldo Manuel Orquín

Ex Ministro de Seguridad